Saltar al contenido.

Famatina en la mira de la industria minera

Los nuevos proyectos puestos en marcha en el sector sumarán u$s 5.000 millones a los ingresos en forma anual y el aporte fiscal alcanzará en 2021 un total de u$s 6.500 millones.
Las inversiones que realizará la industria minera derivarán en un aporte al superávit comercial de u$s 25.000 millones entre 2016 y 2021, “a pesar de los vaivenes del mercado externo”, aseguró la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM).

Según Télam, la cámara prevé una suma de u$s 10.000 millones en compras previstas para la industria minera en el mercado interno en dicho período.

El potencial de las inversiones previstas en el periodo reside en que el 70% de lo recursos de la minería queda en Argentina, no solo en términos de rentabilidad, sino también en sueldos, contracción de servicios locales, consumos intermedios, como aportes fiscales y no fiscales.

A su vez, la eliminación de las retenciones al sector impactarán en el nivel de recaudación, u$s 300 millones de retenciones impactaran en mas de u$s 500 millones de recaudación solo de impuestos a las Ganancias.

“A esto se deben agregar otros impuestos nacionales, provinciales y municipales mas el valor agregado a partir de un mayor volumen de actividad”, enfatizó la CAIM.

La decisión política de eliminar los impuestos a la exportación en la minería “aumentará la vida total de los múltiples proyectos en el sector” generando un circulo virtuoso no solo en el nivel de recaudación sino también en la ocupación.

La cámara detalló que a los 90.000 puestos que actualmente genera la minería se sumarán un total de 40.000 vacantes laborales, lo que en el 2021 significará ingresos para 130.000 hogares.

“La industria brinda oportunidades especialmente en zonas donde existen escasas alternativas laborales”, puntualizó la CAIM, dado que también generará empleos en empresas exploradoras.

La reactivación del sector también generará “un efecto multiplicador” en las pymes, sumando un total de 8.000 empresas a las 20.000 existentes.

Los cambios en el esquema impositivo y el inicio de proyectos de envergadura mejorarán la competitividad en el sector, impulsando a la minería a alcanzar niveles récords a partir de 2018.

En lo que respecta a las exportaciones, los principales productos minerales exportados son el oro y el cobre, cuyas cotizaciones se duplicaron entre 2005 y 2007.

Las explotaciones más importantes corresponden a hierro en Zapla y Santa Bárbara (Jujuy); plomo, plata y zinc en Aguilar (Jujuy), La Poma (Salta) y Paramillos de Uspallata (Mendoza); carbón en Río Turbio (Santa Cruz); uranio en Sierra Pintada (Mendoza) y en Cerro Solo (Chubut) con mineral de alta ley (entre 2 y 3 kg/ton), que albergaría 6.000 toneladas, casi un tercio de las reservas comprobadas por la Comisión Nacional de Energía Atómica.

Dentro de los minerales metalíferos explotados o con reservas constatadas en el país, se encuentran: cobre en El Pachón (San Juan) y Famatina (La Rioja); oro y cobre en Agua Rica y Bajo de la Alumbrera (Catamarca) que se obtendrán desde 1997 pudiendo colocarnos como el 9º productor mundial; oro en Nordin (Catamarca), descubierto en 1995 y cuya producción ubicaría al país en el 3er. lugar en Latinoamérica, después de Brasil y Chile, y Cerro Vanguardia (Santa Cruz); estaño en Pirquitas (Jujuy); zinc en Aguilar (Jujuy) y Gonzalito (Río Negro); hierro en Sierra Grande (Río Negro); berilo, tungsteno, manganeso, oro y plata en Farallón Negro (Catamarca); litio, considerado como material estratégico, en el Salar del Hombre Muerto (Catamarca) que comenzará a producir comercialmente en 1997, con reservas para 40 años; y sales de Potasio en Potasio Río Colorado (Mendoza).

A %d blogueros les gusta esto: