Saltar al contenido.

Los ministros candidatos se atornillan en el cargo y quieren quedarse hasta el 10 de diciembre

No quieren resignar ni los choferes y estiran sus renuncias. Julio Martínez duda en presentarse en La Rioja.

 

Los ministros que el Gobierno quiere como candidatos en las próximas elecciones legislativas se atornillaron en sus puestos y no quieren renunciar hasta diciembre.

Según La Política On Line, se trata de Esteban Bullrich, ministro de Educación y candidato del Gobierno en la Rioja y de los radicales Julio Martínez, el ministro de Defensa y el elegido para La Rioja y Ricardo Buryaile, ministro de Agroindustria y uno de los candidatos de Cambiemos en Formosa.

Los ministros no quieren resignar las atribuciones que tienen por sus cargos jerárquicos, como los choferes, el uso de helicóptero y el acceso a la “caja chica” de cada cartera.

Es por eso que no sólo estiran el día de sus renuncias sino que evitan dar definiciones sobre su candidatura, pese a que en el Gobierno se encargan semanalmente de filtrar que esas postulaciones ya están definidas.

El caso que más preocupa al Gobierno es el del riojano Martínez. El ministro de Defensa es un firme candidato para ganar la gobernación en La Rioja, lo que sería un hito en la historia de la UCR, ya que la última vez que ganó la gobernación de esa provincia fue en 1963 con el peronismo proscripto.

Sin embargo, Martínez no está seguro de la conveniencia de presentarse en las elecciones de medio término porque cree que perderá la visibilidad que le da la gestión, además de la merma de recursos que tendría para hacer campaña durante los dos próximos años. Como contrapartida, en el Gobierno lo quieren convencer de que si se presenta y gana este año, su nombre quedará instalado.

En este contexto, Martínez posterga el tema cada vez que se junta con el presidente. “Después lo vemos”, le dice. Macri ya le dijo que respetará su decisión si es que se define por no competir y quedarse en el gabinete.

Buryaile, por su parte, no tiene resuelta la interna en Formosa con el senador Luis Naidenoff, uno de los caciques de Cambiemos en el Senado, que aún no le dio su aprobación para que compita.

Bullrich, por su parte, nunca estuvo contento con salir del gabinete y no se refirió a su candidatura pese a que en el Gobierno se ocuparon de arriarlo a la provincia.

Los tres ministros ya fueron diputados en el pasado y es por eso que la aventura del Congreso no es un atractivo determinante.

Con Martínez y Buryaile hay otro problema de fondo: la UCR no tiene la garantía de que conservará esos ministerios si es que se van al Congreso. Con Ernesto Sanz corrido de la mesa de decisiones, como adelantó Ricardo Kirschbaum en Clarín, en la UCR no tienen un interlocutor para negociar espacios en el gabinete.

A %d blogueros les gusta esto: