En lo que va del año, el gobierno de Mauricio Macri les transfirió a las provincias un 19% menos de recursos para cubrir gastos urgentes, como salarios y jubilaciones, que en el período enero-mayo de 2016. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, interpretó que es porque las provincias se encaminan hacia el objetivo del equilibrio fiscal en 2019.

Según La Nación, las provincias más kirchneristas, Santa Cruz y Tucumán, recibieron aumentos siderales: Santa Cruz, 276%, y Tucumán, 87%. Pese a ello, ambas acusaron al Gobierno de abandonarlas a su suerte.

El gobierno nacional giró en 2016 $ 39.231,4 millones a todas las provincias, y este año, 31.656,4 millones, según informó Interior a LA NACION. Hubo una baja global de 19%, pese a que la inflación acumulada es de 27,5% en los últimos doce meses.

Una parte son préstamos a baja tasa del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses acordados con la Casa Rosada para restituir en cuatro años el 15% de coparticipación que les retenía la Anses desde los años 90. Otra son adelantos a cuenta de la coparticipación para pagar sueldos y jubilaciones. Las provincias lo devuelven en el mismo mes cuando reciben la coparticipación efectiva (lo retiene el Tesoro nacional).

Por el FGS, en 2016 se restituyeron seis de los 15 puntos de coparticipación, unos $ 24.750,8 millones. Este año se giraron tres puntos, por 16.506,4 millones. En 2018 y en 2019 se cubrirán los seis puntos restantes.

En cuanto a los adelantos de coparticipación, en enero-mayo de 2017 se giraron $ 15.150 millones a seis provincias: 4600 millones a Chaco, 4200 millones a Entre Ríos, 2600 millones a Jujuy, 1900 millones a Tucumán, 1570 millones a Santa Cruz y 280 millones a Neuquén. Para el mismo período de 2016, se habían asignado $ 14.481 millones, y en el año se giraron 23.526 millones.

El mayor salto lo pegó Santa Cruz, que aumentó 276% sus transferencias: $ 497 millones en 2016 a $ 1868,1 millones en 2017. Sin embargo, la gobernadora Alicia Kirchner denunció persecuciones y abandono de la Nación.

Ahora, Santa Cruz está cerca de firmar un acuerdo fiscal con Frigerio para asistencia financiera. La Casa Rosada no le permitirá colocar deuda en el mercado de capitales porque conseguiría tasas muy altas para gastos corrientes. Frigerio pone como condición que la deuda debe ser para obras públicas. “De lo contrario, le prestamos desde la Nación en mejores condiciones para no afectar la reputación del país”, dicen en Balcarce 50. “La baja en las transferencias marca que se va a un equilibrio fiscal y se están viendo los resultados”, dijo Frigerio a LA NACION.

El gobernador peronista de Tucumán, Juan Manzur, recibió un 87% más de recursos este año: de $ 1494,6 millones a $ 2796,5 millones. Otro distrito de signo peronista, Chaco, se benefició con 75% más. Saltó de $ 3159 millones a $ 5540 millones. Y Entre Ríos, un 98% más, de $ 2580 millones a $ 5120 millones.

También el gobernador radical de Cambiemos Gerardo Morales, de Jujuy, necesitó un aumento de transferencias: 22%, de $ 2562 millones a $ 3135 millones.

Pero la provincia de Buenos Aires, comandada por la macrista María Eugenia Vidal, bajó sus giros un 57%, de $ 9706,7 millones a $ 4139,3 millones. Unos 5500 millones de pesos menos necesitó este año.

Otras de Cambiemos: Corrientes redujo 33%, de $ 1050,6 millones a $ 700,4 millones; Mendoza disminuyó 74%, de 2978,6 millones a 785,6 millones. La Ciudad de Buenos Aires achicó 33% menos, de 1867,4 millones a 1245,9 millones.

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y el de Santa Fe, Miguel Lifschitz, recibieron 100% menos. El primero recibió $ 800 millones en 2016, y el otro, 600 millones. Y ambos recibieron cero transferencias.

Por su parte, San Luis no recibió fondos ni en 2016 ni en 2017 porque tiene las cuentas equilibradas. Córdoba, Santa Fe y San Luis se beneficiaron del fallo de la Corte Suprema que les restituyó el 15% de la coparticipación en diciembre de 2015 y la Nación lo cubrió en forma íntegra.

El año pasado, 14 provincias recibieron adelantos de coparticipación: Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Chaco, Chubut, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Salta, Santa Cruz, Santa Fe y Tucumán ($ 14.481 millones); este año sólo seis: Chaco, Entre Ríos, Jujuy, Tucumán, Santa Cruz y Neuquén ($ 15.150 millones). Esto obedece, en parte, a la devolución del 15% de coparticipación.

“La devolución de los adelantos dentro del mes demanda mayor compromiso de ordenamiento fiscal porque sólo permite usarlos para cubrir deficiencias de caja como salarios o jubilaciones en la primera quincena y no como financiamiento de sus erogaciones”, explicaron en Interior.