Durante la ceremonia de cambio de guardia del Cabildo, el ministro de Defensa, Julio Martínez, habló con Infobae sobre el desfile militar que se llevará a cabo el próximo fin de semana en la intersección de Avenida del Libertador y Salguero y que contará con un show de bandas militares de varios países en el Campo Argentino de Polo.

Al respecto, el funcionario destacó a Infobae que más allá del tradicional evento, su objetivo este año también es la solidaridad: “Vamos a tratar de que, aparte de ser un desfile, un día de fiesta y una ceremonia importante que van a hacer nuestras fuerzas armadas y de seguridad, sea una fiesta solidaria. Para eso Caritas está trabajando para recibir alimentos no perecederos para nuestros inundados, la gente que necesita en el NEA y NOA”.

Y completó: “Es muy positivo y los invitamos a todos a participar”.

Martínez participó del cambio de guardia del Cabildo y lo enmarcó dentro de la actual política de jerarquización de las Fuerzas Armadas y resaltó la presencia de altos funcionarios políticos del gobierno nacional, junto a autoridades militares y de las fuerzas de seguridad.

Esta tradición se cumple desde hace 40 años, cuando por decreto presidencial se le otorgó al componente más antiguo del Ejército Argentino la custodia del predio en el que comenzó a forjarse la independencia nacional.

En la actualidad, el regimiento Patricios tiene su sede en el barrio de Palermo y lo integran casi 500 hombres. De ese total, 30 son oficiales, 130 suboficiales y el resto es tropa voluntaria.

La función principal es escoltar al jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y realizar los honores protocolares a jefes de Estado que asisten a actos encabezados por el mismo.

Además el regimiento ejerce la efectiva custodia de seguridad de las instalaciones del Estado Mayor General del Ejército y del Ministerio de Defensa.