El ministro de Educación y Deportes de la Nación, Esteban Bullrich, señaló ayer en Salta durante un fugaz diálogo con algunos periodistas que “los jóvenes tienen que salir (de las escuelas) conociendo las religiones, me parece muy importante en un mundo donde la religión afecta tanto desde el terrorismo hasta el impacto que tiene en la política global y mundial”.

La declaración de Bullrich fue aclaratoria de una anterior que había generado polémica por su inclinación a la educación religiosa en las escuelas públicas. Entonces había dicho que estaba “convencido de que las enseñanzas del Evangelio deben ser aprendidas” y, además, que “vendría muy bien que todas las religiones tengan su espacio”.

En tal sentido, Bullrich aclaró que lo mal interpretaron en aquella oportunidad e insistió: “Creo que el conocimiento de las religiones en general es muy importante como parte del aprendizaje” y agregó que esto “no quiere decir romper la necesidad que se planteó en algún momento, tampoco ir hacia una religión específica sino el aprendizaje como cultura general”.

¿No le parece una pérdida de tiempo la educación religiosa?, lo increpó un periodista. A lo que el funcionario nacional respondió: “Yo no dije educación religiosa, usted repite la palabra pero yo hablé de educar en las religiones, del conocimiento de las religiones, que no es lo mismo porque no se habla de la práctica de la religión dentro de la escuela sino del aprendizaje. Qué quiere decir, qué significa, un miembro de la educación del islam, por ejemplo, en qué cree, por qué puede haber un terrorismo religioso. Creo que impacta hoy en el mundo”.

Bullrich siguió: “Es difícil ver que un chico de 18 años no comprenda qué es el islam, qué es el judaísmo; obviamente, el cristianismo. Como hay muchas, creo que tenemos que salir del preconcepto de que esto es práctica religiosa. Acá se mezcló porque se conoce mi práctica religiosa, pero no tiene que ver con eso sino con mirar al mundo y ver qué está impactando hoy en la política, y claramente en la política global se discrimina por religión y la discriminación no es buena, genera división y queremos que la educación sea un factor de unión”.

Sobre los malos resultados de los alumnos secundarios en la prueba Aprender dijo que le preocupa, al igual que el abandono escolar.

Experiencia Aprendizaje recorre el país

Aproximadamente unos 1.300 docentes de todos los niveles educativos cerraron ayer el Festival Experiencia Aprendizaje, en el Centro de Convenciones de Limache.

Mercedes Miguel, secretaria de Innovación y Calidad Educativa del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación, destacó que “el festival no terminó acá, la idea es que se empiece a generar una red de docentes que inspiran y que se conectan con el aprendizaje. Necesitamos mejorar el nivel de aprendizaje en las escuelas y un docente que no está motivado no lo puede lograr”. La iniciativa que recorre el país empezó el año pasado en La Rioja y este año llegará hasta Tierra del Fuego. “El evento es exclusivamente para docentes, para mejorar su profesión y darles herramientas concretas para trabajar en las aulas con los alumnos”, precisó Miguel. Hubo talleres sobre neurolingüística e innovación en la comunicación, entre otros.