La Cámara Federal de Casación Penal, con sede en Buenos Aires, fijó audiencia para el 21 de este mes para atender a las partes en el recurso presentado para que se vuelva a procesar al expresidente Carlos Menem y al exjefe del Ejército Martín Balza, en la causa que investigó la voladura de la Fábrica Militar de Río Tercero en noviembre de 1995. 

Ambos habían sido sobreseídos en instancias anteriores por la Justicia Federal de Córdoba. 

El dato fue confirmado a La Voz por Ricardo Monner Sans, abogado querellante en la causa de las trágicas explosiones ocurridas hace 22 años.

El fallo que desvinculó a ambos del proceso fue emitido por la sala A de la Cámara Federal de Córdoba el 12 de febrero de 2014. La cámara cordobesa había fundamentado que en 2010 se había dictaminado ya la falta de mérito y luego no aparecieron nuevas pruebas que los involucrara.

En cambio, ese tribunal sí confirmó los procesamientos de otros cuatro exmilitares, que cumplieron funciones dentro de la empresa estatal Fabricaciones Militares, que finalmente llegaron a juicio y fueron condenados, en 2014, por estrago culposo agravado.

El procesamiento contra Menem por la misma calificación fue dictaminado por el juez federal de Río Cuarto, Carlos Ochoa, el 12 de agosto de 2013, bajo la hipótesis de que la condena en la causa por la venta ilegal de armas a Croacia y Ecuador durante su gobierno, sería una vinculación suficiente para llevarlo a juicio por su vinculación con las explosiones de la fábrica en Río Tercero. 

El juez de Río Cuarto había sobreseído a Balza pero procesado a Menem y a los otros exfuncionarios de Fabricaciones Militares. 

Monner Sans, quien representa a las hijas de la única querellante que tuvo la causa, la ya fallecida Ana Gritti, evaluó que en la audiencia estarán presentes, además, los defensores de los condenados en el juicio por las trágicas explosiones.

En diciembre de 2014, el tribunal Oral Federal 2 de Córdoba, integrado por Carlos Lascano, José María Pérez Villalobo y Mario Garzón condenó a 13 años de prisión por estrago doloso agravado por la muerte de personas, a Jorge Cornejo Torino, Edberto González de la Vega y Carlos Franke y a 10 años a un mayor, Marcelo Gatto. Esa sentencia fue apelada por los cuatro militares y no está firme.

Monner Sans aspira a que se realice un juicio complementario para Menem y Balza. 

En la sentencia contra los cuatro exdirectivos de Fabricaciones Militares, el tribunal cordobés abonó la tesis de que la voladura fue intencional y que tuvo como objetivo ocultar las maniobras de ventas ilegales de armas que tuvieron a la planta industrial de Río Tercero como una especie de centro operativo.

Tras la resolución que tome la Cámara de Casación Penal, quedará luego la instancia final de la Corte Suprema para cerrar la definición de este pedido.