El presidente de la Asociación Empresarial Eólica de España (AEE), Juan Diego Díaz Vega, anticipó que “vamos a ver a muchos inversores de nivel internacional que desembarcarán sin duda en la Argentina, porque verán el atractivo de ese mercado”.

Díaz Vega destacó la presencia de la Argentina como invitada especial del III Congreso Eólico Español, que concluye hoy en Madrid, en declaraciones formuladas a Télam.

El subsecretario de Gestión Productiva de la Nación, Sergio Drucaroff, dijo en ese marco que “presentamos nuestro potencial y los objetivos de generación de energías verdes, pero también la extensa red de proveedores locales que mejoran el atractivo de nuestro país de cara a los inversores internacionales”.

“Estamos convencidos de la relación estratégica con España en materia de integración productiva en el sector de energía eólica y renovables, y encontramos fuerte interés en el desarrollo de alianzas con PyMEs industriales argentinas”, agregó el funcionario.

Durante el encuentro, las autoridades del parque eólico Arauco Sapem, instalado en La Rioja, suscribieron con la firma tecnológica Gamesa, un acuerdo para la instalación de torres de generación que permitirán incrementar en alrededor de 100 megavatios (MW) la oferta de electricidad, con una inversión prevista de US$ 87 millones.

“Vamos a dar servicio a esos productos los dos años de garantía, y durante 15 años más de operación y mantenimiento”, explicó José Antonio Miranda Soto, CEO de Gamesa para América latina, empresa que se asociará con cinco firmas argentinas para fabricar las torres que soportarán los equipos eólicos.

“Ahora estamos viendo la punta del iceberg en la Argentina, porque si sigue haciendo las cosas como las está haciendo tendrá un mercado estable en los próximos años”, agregó Mirando Soto.

La delegación argentina al congreso recibió el Premio Eolo, otorgado por la AEE, que reconoce la labor de personas y organismos que impulsan y divulgan los beneficios de la energía eólica.

Juan Fernando Carbel, presidente del Parque Eólico Arauco -sociedad anónima con capital mayoritario del gobierno de La Rioja-, dijo a su vez que el emprendimiento “hace que se multipliquen las posibilidades de desarrollo regional”.

El funcionario indicó que los equipos comprados a Gamesa, que incluyen el traslado y la instalación, demandan una inversión de US$ 87 millones, mientras la financiación contempla un 30% de aportes propios y el resto lo aportan el banco Santander, la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce), la Agencia de Crédito a la Exportación ibérica (ECA, por sus siglas en inglés) y el Banco de la Nación.