Más de 20 años después, la Justicia puede poner a Carlos Menem contra las cuerdas. La Cámara de Casación Penal confirmó ayer la condena de siete años de prisión contra el ex presidente por el contrabando de armas a Croacia y Ecuador ocurrido durante su mandato como presidente.

Por ahora, el riojano goza de sus fueros como senador, pero si la Casación rechaza una nueva apelación de Menem para que el tema sea tratado por la Corte Suprema, la condena quedará firme. Es decir, en ese caso, el tribunal pediría al Senado que, a sus 86 años, lo desafuere para que empiece a cumplir su condena.

En el fallo firmado ayer, el tribunal ratificó, además, la condena de 14 años que podría inhabilitar al senador para ejercer cargos públicos. Menem, quien ya manifestó su intención de ser candidato por el Partido Justicialista (PJ) en La Rioja, podría ser vetado por la justicia electoral al contar con una condena firme, explicaron fuentes judiciales a LA NACION.

La Sala I de Casación rechazó ayer los recursos impuestos por el ex presidente y por otros ex funcionarios, entre los que aparecía el fallecido ex ministro de Defensa Oscar Camilión, que había sido condenado a cinco años.

Menem firmó tres decretos presidenciales secretos entre 1991 y 1995 que autorizaban ventas de armas a Panamá y Venezuela. Pero el material bélico que estaba en manos del Ejército llegó, a través de barcos y aviones que partieron desde la Argentina, a Ecuador y Croacia.

En 1995, cuando el fiscal federal Carlos Stornelli avanzaba en la investigación, la fábrica militar de Río Tercero fue explotada intencionalmente. Allí se repintaba el armamento del Ejército antes de su envío a Croacia. Menem estuvo detenido por esta investigación entre junio y diciembre de 2001.

La defensa de Menem todavía cuenta con una posibilidad para postergar el cumplimiento de la condena: podría presentar un recurso para que el tema sea tratado por la Corte Suprema.

Si la Cámara de Casación rechaza el tratamiento del máximo tribunal, la condena del ex presidente deberá cumplirse. Para eso, el tribunal oral que lo juzgó deberá pedirle al Senado que inicie el proceso de desafuero que le permitió, por ahora, sortear la prisión.

Una vez que la Justicia pide el desafuero, el Senado debe someterlo a votación en el recinto: tendría la facultad de mantener la inmunidad del riojano.

Pero, además, ¿puede Menem ser candidato? A la espera de una condena firme que podría llegar en medio del proceso electoral, su postulación quedará en manos de la justicia electoral. Los especialistas consultados por LA NACION se dividen entre distintas interpretaciones, pero los antecedentes judiciales le juegan en contra al ex presidente. En primer lugar, la decisión quedará en manos del juez con competencia electoral de La Rioja, que deberá expedirse sobre su candidatura, pero el caso puede llegar a la Cámara Nacional Electoral.

Atentado en Río Tercero

La Cámara de Casación deberá resolver si se abrirá una nuevo proceso a Carlos Menem y al ex jefe del Ejército, teniente general retirado Martín Balza, por el atentado a la Fábrica Militar de Río Tercero, que en noviembre de 1995 ocasionó siete muertos y centenares de heridos. Ambos fueron sobreseídos, medida que fue apelada por el denunciante.