El presidente Mauricio Macri analiza con sus más cercanos colaboradores el nuevo organigrama ministerial que lo acompañará después de las elecciones legislativas de octubre como parte del plan para reducir el gasto fiscal que le reclaman sectores económicos y organismos internacionales para atraer inversiones al país, aunque la eliminación de ministerios se reduciría a “uno o dos, no muchos más”.

Una fuente de la Casa Rosada confirmó hoy a DyN que uno de los ministerios que encabezan la lista de posibles para su eliminación es el de Comunicaciones que hoy conduce el radical Oscar Aguad, quien podría reemplazar al actual ministro de Defensa, Julio Martínez, quien será candidato a senador nacional de Cambiemos por su provincia, La Rioja.
En tanto, cerca de Macri desmintieron las versiones sobre una eventual fusión de los ministerios de Defensa con el de Seguridad, como así también descartaron que se vuelva a unificar Hacienda y Finanzas en una sola cartera de Economía, y en ese marco, salieron a respaldar la gestión del titular de Finanzas, Luis Caputo, por “la operación de toma de deuda a cien años” que calificaron en la Casa Rosada como “importante por la tasa más baja de los últimos años”.
Las fuentes confirmaron que otro funcionario con rango de ministro que saldrá del gabinete nacional es el radical titular del Plan Belgrano, José Cano, quien se postulará a senador por Tucumán, aunque no se descarta que esa cartera también desaparezca del futuro organigrama.
En la mesa chica del Gabinete junto al Presidente analizan las medidas de ajuste fiscal para después de las elecciones, que incluyen la eliminación de por lo menos dos ministerios, entre ellos, el de Comunicaciones.