Aún sin conocer el final de la película, los socios de Pro en el Gobierno lucen satisfechos. En la UCR, y también en las huestes de Elisa Carrió, hay una moderada satisfacción con el inminente cierre de listas, que dejará en posiciones favorables a los aliados de Pro en la mayoría de las provincias.

El titular del Comité Nacional, José Corral, está contento por estas horas. “Radicales van a encabezar en 16 provincias a la Cámara baja, y en cuatro de las ocho provincias donde se elige senador”, afirmó a sus colaboradores el jefe de los radicales de todo el país, que ayer estuvo en la Casa Rosada junto con otros correligionarios, cerrando listas en el despacho del jefe de gabinete Marcos Peña.

Para Corral, y también para los radicales más cercanos a Macri, como el ex senador Ernesto Sanz, la cantidad es importante, pero también la calidad. “En muchas provincias, nuestros candidatos van a quedar bien posicionados para 2019.” Se refiere, por ejemplo, a Julio Martínez y José Cano, que se irán del gabinete para encabezar listas en sus provincias (La Rioja y Tucumán, respectivamente) con la mira puesta en la elección a gobernador. Ni hablar de Gerardo Morales, el gobernador de Jujuy que a través de su ministro Mario Fiad se prepara para dar un “batacazo” y quedar posicionado como uno de los radicales con mayor poder del país. ¿ Reemplazará a Corral a partir de diciembre? Es un tema que por lo bajo ya se discute en los comités y también en la Casa Rosada.

Subsisten aún algunos lugares sin resolver. La pelea entre los radicales pampeanos motivó al secretario de Deportes, Carlos Javier Mac Allister, a amagar con presentar una lista Pro pura encabezada por el joven Martín Maquieyra, y la resistencia de Ramón Mestre a aceptar un lugar secundario para su hermano Diego en Córdoba complica el cierre en esa provincia. “Todo se va a resolver de manera satisfactoria”, afirmó Corral en breve diálogo con LA NACION.

En provincia, la UCR (y también la CC-ARI) se mantienen ajenos al debate interno por la lista de senadores. Aparecieron dudas por la candidatura de Facundo Manes, el neurólogo radical que encabezaría la lista de diputados, pero sí está confirmado que Horacio Barreiro (cercano al vicegobernador Daniel Salvador) y Maxi Abad (que reporta a Sanz) estarán en la lista. ¿Y el sector de Ricardo Alfonsín? “Tendrán varios candidatos a diputados provinciales”, responden a coro desde Pro y la UCR oficial.

Cerca de Carrió, en tanto, hacen cuentas. “Tendremos ocho legisladores nacionales electos, y llegaremos a un bloque de diez en diciembre”, resume un leal a la diputada que encabezará las listas en la ciudad de Buenos Aires. Quedan dudas menores, como la posibilidad de que la diputada del Parlasur e íntima de Carrió Mariana Zuvic quede en un lugar “entrable” de la lista porteña, una posibilidad que hasta ahora se le niega. Los radicales no se conforman con el lugar número 7 de esa misma boleta para Facundo Suárez Lastra, aunque terminarían aceptándolo en pos de dar el “batacazo histórico” frente a Martín Lousteau. El lugar de Zuvic no parece motivo suficiente para enojar a Lilita, hoy central para Cambiemos. “La semana que viene estará haciendo campaña”, prometen desde la CC-ARI.