La plana mayor del gobierno de Mauricio Macri y del frente Cambiemos reunió ayer en Parque Norte a decenas de candidatos a legisladores del país. Allí el escenario lo acaparó el asesor de campaña ecuatoriano Jaime Durán Barba con una clase magistral de discurso a quienes se lanzarán al ruedo electoral.

El objetivo era “unificar el mensaje y la estrategia” en la campaña para las elecciones del 22 de octubre.
“Ustedes no respondan lo que les preguntan los periodistas y los políticos. Ustedes háblenle a la gente”, dijo el máximo estratega del Presidente, según pudo saber LA NACION. Lo escuchaban atentos más de 120 funcionarios y dirigentes macristas a puertas cerradas. “La gente no vota por cosas abstractas sino por su bienestar”, machacó.

Luego del encuentro, todos marcharon a la residencia de Olivos para un asado y una foto con Macri. Allí el presidente también arengó a su tropa con un mensaje motivador. Allí dijo que su gobierno es “uno de los que mayor apoyo tiene en toda América, y tal vez, uno de los que más apoyo tienen en el mundo entero, a pesar del lugar donde salimos”.

El encuentro fue iniciado por la vicepresidenta Gabriela Michetti, y los presidentes de Pro, Humberto Schiavoni; de la UCR, José Corral, y de la Coalición Cívica (CC), Maricel Etchecoin. Lo cerraron el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y la diputada de la CC Elisa Carrió.

El capítulo más jugoso, motivo del encuentro, fue el panel de “estrategia”, donde sobresalió por sus definiciones Durán Barba entre el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

“Necesitamos una transformación completa, por eso debemos ganar las elecciones”, arengó Durán Barba, según la agencia Télam. “Es muy poco probable que Cambiemos pierda. Hay que transmitir que el cambio es posible, y que les va a llegar a todos. No debemos querer convencer a los periodistas. Tenemos que hablar para la gente, no para periodistas ni para adversarios”, dijo el consultor ecuatoriano.

“No hay que mentir, porque siempre aunque sea inconscientemente te terminás delatando. Nuestra estrategia es propositiva, no nos ponemos a pensar en quiénes son los adversarios”, aleccionó.

Marcos Peña señaló: “Cambiemos compite contra sí mismo. Nuestros rivales han cambiado de nombres (Unidad Ciudadana de Cristina Kirchner) pero sabemos contra quién estamos compitiendo”.

El secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, dijo luego a LA NACION que Durán Barba subrayó los “ejes de siempre, la cercanía con la gente, el mirar para adelante, hablarle a la persona, recorrer, la importancia del trabajo en equipo, de la consistencia, de la coherencia, de decir la verdad, lo que tratamos de imprimir a toda la comunicación del gobierno”.

Durante la jornada hablaron miembros del gabinete económico como el vicejefe del gabinete Gustavo Lopetegui, los ministros de Producción, Francisco Cabrera, de Agroindustria, Ricardo Buryaile y de Transportes, Guillermo Dietrich; del gabinete social expusieron el vicejefe de gabinete Mario Quintana, y los ministros de Desarrollo Social, Carolina Stanley, de Trabajo, Jorge Triaca, y de Educación, Esteban Bullrich, que también será candidato a senador por Buenos Aires.

Repasaron los “logros” con explicaciones didácticas, para que todos los candidatos los puedan repetir en la campaña. Estaban los dos primeros candidatos a diputados de cada provincia y los candidatos de las provincias que eligen senador.

En el cierre, Rodríguez Larreta recomendó a todos “respetar el rol del jefe de campaña y de la mesa política nacional”. Y enumeró a Peña, Durán Barba y su colaborador Santiago Nieto. “No se dejen llevar por los microclimas, no hay que confrontar, hay que ser propositivos”, exhortó. “Hay que hacer campaña con alegría y optimismo”, dijo.

Gerardo Morales señaló que “Cambiemos es una opción de poder para 8 años”, y Carrió dijo: “No tengo esperanza sino certeza de que ganamos en todo el país”.

Al salir del encuentro, el ministro de Defensa y candidato a senador por La Rioja, Julio Martínez, admitió que su adversario, el ex presidente Carlos Menem, “no es de subestimar” aunque se esperanzó en que “hay voluntad de cambio”.

Señaló asimismo que la reunión de Parque Norte era para “dar letra (a los candidatos) para defender la gestión, en caso de que haga falta: los logros institucionales y económicos, la transparencia y la obra pública que se hace todo el país”.

Lopetegui, en tanto, dijo que “va a llevar tiempo bajar el gasto público sin sacarle la muela a nadie”.

El vicepresidente de Pro, Francisco Quintana, anticipó a LA NACION que “la estrategia será de no confrontación, propositva, del rumbo de la gestión nacional y de las propuestas para el futuro”. El plan de campaña será mostrar el contraste entre un discurso no confrontativo y dejar expuesta la crispación, los piquetes y los escraches del kirchnerismo.