A pocos días de dejar su cargo, ya que será candidato a senador por La Rioja en las elecciones legislativas, el ministro de Defensa, Julio Martínez justificó su postulación para que Cambiemos tenga “dos senadores y más diputados” en el Congreso representando a esta provincia.

“La Rioja tiene que salir del clientelismo, de la corrupción, y de la falta de justicia”, consideró el ministro, quien admitió que su principal contrincante en las elecciones, el ex presidente Carlos Menem, “no es un rival fácil y no es para subestimar”, ya que “conserva cariño y afecto de mucha gente”.

También Martínez volvió hoy a criticar la política que tuvo el Gobierno anterior hacia las Fuerzas Armadas, al poner como ejemplo que “en la guerra de Malvinas” se perdieron 72 aviones y “durante el kirchnerismo” fueron 100 aeronaves que dejaron de prestar servicio.

Martínez destacó que en su gestión ha “podido dar vuelta la historia de la tendencia de decadencia en la Defensa”. “Hemos podido empezar la recuperación de las Fuerzas Armadas y su respeto, ya que son instituciones de la democracia”, expresó el funcionario.

Al ser consultado durante una entrevista en radio Late sobre la situación en el área castrense cuando asumió en su cargo, Martínez respondió: “Un ejemplo, durante la guerra de Malvinas se perdieron 72 aviones, y durante el kirchnerismo se perdieron 100 aviones”. Explicó que esas aeronaves militares dejaron de funcionar por “falta de mantenimiento, de modernización, repuestos y porque no se invertía”.

Según Martínez, en la fábrica de aviones situada en la provincia de Córdoba “tenía 1500 empleados y no se fabricó ni un avión en 10 años”. Resaltó que ahora comenzó un “proceso de recuperación y modernización” en aviones como los “Hércules” C-130 y los de entrenamiento avanzado “Pampa III”, entre otros materiales de la Fuerza Aérea, la Armada y el Ejército.