La obra pública será uno de los ejes de campaña del Gobierno en este año electoral. Con la construcción de viviendas, y obras de cloacas y agua potable tratarán de llegar a los distritos más difíciles del país, en especial en la provincia de Buenos Aires, clave en la próxima contienda electoral.

En los próximos meses se sucederán una multiplicidad de inauguraciones de obras públicas. Al frente de este desafío está el ministro del Interior, Obras Públicas y Viviendas, Rogelio Frigerio, un hombre de confianza del Presidente que tuvo una activa participación en el armado de las listas legislativas.

Según la Subsecretaría de Hábitat y Desarrollo Humanos, hasta 2019 están previstas 505 obras para garantizar el acceso de agua potable, cloacas, calles y veredas, de las cuales estarán repartidas en forma equitativa entre las zonas vulnerables (villas y asentamientos) y en los principales conglomerados. Las obras de hábitat se enfocarán sobre todo en el conurbano, un territorio con fuerte presencia opositora y con una baja imagen del gobierno nacional.

Pensando en conquistar un buen puñado de votantes, Cambiemos buscará encabezar un raid de inauguraciones de acá a octubre. Para este período de campaña está previsto que se inauguren 450 obras de urbanización en todo el país, informó a BAE Negocios una fuente oficial. Actualmente están en ejecución 362 obras. El objetivo de cara a las elecciones legislativas es mostrar la mayor cantidad de obras públicas ejecutadas. “Vamos a llegar bien a octubre”, dijeron en la Casa Rosada. La apuesta es la construcción de viviendas, de cloacas y agua potable, sumado al Plan Procrear y los créditos hipotecarios. En seis meses que van de 2017, el Ministerio del Interior y Obras Públicas ya ejecutó el 76 por ciento del Presupuesto nacional. Es obvio que con este número no llegan a fin de año y además deja en evidencia la importancia que le dio el Gobierno a esta área pensando en los comicios de este año. En la cartera ya adelantaron que habrá transferencia extra presupuestaria, que seguramente será redireccionado de otros ministerios que no usaron todos sus recursos. El presupuesto destinado a obras públicas alcanza los 5.000 millones de pesos. Ese dinero será repartido entre todas las provincias.

Frigerio estuvo el viernes en San Juan inaugurando obras cloacales por más de 300 millones de pesos y entregó 44 viviendas. Recorrió obras junto con los precandidatos a senador y a diputado de Cambiemos por San Juan, Roberto Basualdo y Eduardo Cáceres. Hace 15 días también hubo corte de cintas de 80 viviendas en La Rioja, territorio complicado para Cambiemos donde deberán enfrentar al senador y ex presidente, Carlos Menem, en las próximas elecciones. Lo acompañó Julio Martínez, candidato y ministro de Defensa hasta el 14 de julio, fecha que arranca la campaña electoral.

Otra de las apuestas serán las viviendas sociales. El Gobierno planifica construir 80.000 casas, que estarán bajo la supervisión del la subsecretaría de Coordinación de la Obra Pública Federal que conduce Ricardo Delgado. El objetivo será que se inauguren 15.000 hasta fin de año.

En abril, Mauricio Macri lanzó un ambicioso plan para la construcción de 100.000 viviendas en un año destinadas a la clase media, un acuerdo firmado con la Cámara de la Construcción y que contará con el apoyo de líneas de créditos hipotecarios. En sólo dos meses arrancaron los proyectos de construcción de 60.000 nuevas viviendas.