Dentro de un mes, el 13 de agosto, los argentinos concurrirán a las urnas en el primer turno electoral para definir diputados y senadores a nivel nacional. Las PASO se llevarán a cabo por tercera vez desde su implementación en 2011 y pese a las críticas que se acumularon en las últimas semanas por el alto gasto que conllevan, aunque en pocos casos definen candidatos. 

Originalmente, las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias fueron pensadas con el fin de que los partidos y alianzas electorales diriman a sus postulantes para todos los cargos. Sin embargo, hasta ahora hubo pocas competencias destacables.Casos donde sí funcionarios fue por ejemplo en 2015 cuando el frente Cambiemos definió en la interna a Mauricio Macri como candidato a presidente al haber superado a Ernesto Sanz y Elisa Carrió. El mismo año, en la Provincia el FpV colocó a Aníbal Fernández como aspirante a la gobernación tras haber superado a Julián Domínguez. 

En 2017, según un relevamiento de la Fundación Directorio Legislativo, habrá 39 frentes que se medirán en PASO en 17 provincias. Donde más partidos compiten es Santa Fe, con 10. Y podrían haber sido 11, pero Cambiemos decidió no habilitar la lista que presentó el radical Jorge Boasso, quien denunció un acto de “proscripción”. Sobre algo más de 130 alianzas inscriptas, la competencia es para menos del 30% del total.

Los cálculos indican que las PASO costarán unos $ 2.500 millones. La necesidad de ese desembolso fue puesto a debate por varios referentes del ámbito político nacional. En especial a raíz de que varios de los candidatos que más atención mediática atraen rechazaron competir en internas. Son los casos Cristina de Kirchner ante Florencio Randazzo por la senaduría en Buenos Aires, y de Elisa Carrió frente Martín Lousteau en Capital Federal.

“Me da mucha bronca. Yo vivo trabajando para ahorrar de a $ 100 mil y tirar $ 2.500 millones en una elección que sólo pasa acá en la Argentina y que ya se ha demostrado inútil es otra falta de respeto y dilapidar recursos”, sostuvo el propio presidenteMauricio Macri días atrás durante un acto. 

La declaración no fue azarosa. Tal como publicóámbito.com el pasado viernes, el Gobierno estudió seriamente suspender las PASO del 13 de agosto, pero desistió por impedimentos legales. Las deliberaciones de los funcionarios llevaron incluso a reuniones con miembros de la Justicia Electoral. 

En las PASO de este año se definirá la renovación de 127 diputados nacionales y 24 senadores por 8 provincias (Buenos Aires, Jujuy, Formosa, Misiones, La Rioja, San Juan, San Luis, y Santa Cruz). También se votarán legisladores provinciales y municipales.