En la previa al encuentro de gobernadores del PJ del 3 de agosto en tierra porteña con reclamos de fondos a Mauricio Macri, ayer desde el peronismo salieron a marcarle la cancha parlamentaria a la Casa Rosada, al advertir que exigirán el debate de un nuevo acuerdo fiscal entre provincias y Nación tras los comicios de octubre.

El planteo tuvo como voceros al mandatario chaqueño Domingo Peppo y al presidente del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, tras un encuentro que mantuvieron ayer en la Cámara alta.

Sin embargo, esa megadiscusión alberga varios capítulos de distinto alcance, y el de este año tiene el nombre de María Eugenia Vidal y su embestida en la Corte nacional en pos de volarle el techo de $ 650 millones al Fondo del Conurbano para recibir $300 mil millones extra.

Se trata de una de las preocupaciones más apremiantes para los gobernadores justicialistas, que cuestionan la senda judicial que asumió el asunto y advierten que "explotarán las provincias" si un potencial fallo a favor de la mandataria de Cambiemos diezma las remesas de coparticipación, bajo los riesgos de la "frazada corta".

Por eso apuran una "salida política" y una de las variantes en análisis que evalúan con mayor interés es la de proponer un nuevo esquema de coparticipación del Impuesto al Cheque -este año se espera una recaudación de unos $164 mil millones- para engrosar las transferencias a las arcas provinciales y financiar así el hueco que generaría en la torta a repartir una lluvia de fondos extra para la provincia de Buenos Aires.

"Hoy las provincias reciben sólo el 30% de la coparticipación del Impuesto al Cheque", señaló ayer un gobernador a Ambito Financiero, además de remarcar que evalúan proponer un volantazo en el reparto, para dejar un 40% para Nación y el resto para los distritos.

La agenda de los mandatarios peronistas incluye reclamos que en rigor son a más largo plazo, como el de una nueva ley de coparticipación -más federal- y el de una reforma impositiva que no los termine castigando (les genera incomodidad la variante de eliminar Ingresos Brutos si no tiene un correlato que les compense lo que recaudan por ese concepto).

Todo ello será materia de análisis en la cumbre de gobernadores del PJ del 3 de agosto, que anticipó este diario el pasado martes.