El gobernador de San Juan se refirió al rumor que preocupa al sector vitivinícola de un nuevo gravamen  y tras la negación del Gobierno Nacional, dijo que la industria es la base de la economía.

En medio de un panorama complejo que se presenta en el sector vitivinícola, que se ve afectado por la importación de vino de Chile con una caída del consumo y la pérdida de competitividad, el rumor sobre un nuevo gravamen al vino sonó fuerte entre los empresarios y productores al punto que el Gobierno Nacional salió a desmentir la medida.

En medio de un panorama complejo que se presenta en el sector vitivinícola, que se ve afectado por la importación de vino de Chile con una caída del consumo y la pérdida de competitividad, el rumor sobre un nuevo gravamen al vino sonó fuerte entre los empresarios y productores al punto que el Gobierno Nacional salió a desmentir la medida.

Por ello, el gobernador de la Provincia, Sergio Uñac, se refirió al tema y expresó: “Nación ha salido a desmentir y sería bueno que fuese así, porque entre la importación de vino, más esta mala noticia de un nuevo gravamen, el sector vitivinícola sería una vez más afectado. Espero que la desmentida sea coherente y se mantenga la decisión en el tiempo para que en unos meses más no tengamos la sorpresa”. 

El viceministro del Interior, Sebastián García De Luca, desestimó la información brindada por productores y empresarios del sector. “Es incorrecto, no está previsto un impuesto de tales características ni se ha impulsado por el oficialismo en alguna comisión del Congreso”, dijo. 

El primer mandatario provincial, además, aseguró que la industria del vino representa la base de la economía que se desarrolla en ella, no sólo para San Juan sino también para otras provincias. “Hay unas ocho provincias que tienen producción en menor medida que San Juan y Mendoza, aunque la base de la economía puede estar concentrada en el desarrollo vitivinícola, que es generadora de fuentes de trabajo”, detalló. 

Ante una nueva reforma impositiva que elabora el Gobierno Nacional, el jefe del Ejecutivo provincial manifestó desconocer, al igual que otros gobernadores, cuales son los detalles de la misma y dijo: “No vaya a ser que dentro de algunos meses, ante esta reforma impositiva de la cual se habla pero que los gobernadores no conocemos, espero que no tengamos noticias de un nuevo impuesto”. 

Por su parte, el presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina, Ángel Leotta, anticipó: “Es una medida que vamos a rechazar desde ya y por eso es importante que actúen los legisladores de las provincias vitivinícolas. El vino es considerado un alimento e incluso está ley que lo declaró como bebida nacional. Esos argumentos son los que tienen que usar nuestros representantes”.