Tras el frustrado intento por expulsar a Julio De Vido de la Cámara de Diputados, el macrismo ahora reclama quitarle la banca de senador a Carlos Menem, quien buscará su tercer mandato en octubre, pese a estar condenado a 7 años de prisión por la venta ilegal de armas. 

"Un ex presidente condenado por algo tan grave como haber contrabandeado armas a un país que estaba en guerra es una cosa espantosa. Me sentiría bien si fuera excluido de su candidatura", sostuvo Pablo Tonelli, diputado del PRO y presidente de la Comisión de Constitucionales, que trató la fallida salida del ex ministro.

Aunque aclaró que hablaba "en términos personales", Menem es rival de Cambiemos en la elección de La Rioja, donde encabezará la lista de senadores nacionales del PJ, que esta vez no tuvo fisuras. El Gobierno apunta a una victoria del ex ministro de Defensa, el radical Julio Martínez.

Tonelli consideró "saludable" que la Cámara Nacional Electoral (CNE) revea la candidatura de Menem y aplique el criterio que usó para desplazar de la Cámara alta al ex gobernador correntino Raúl Romero Feris, quien ni siquiera tenía condena firme.

"Si se aplicara con rigor ese precedente, la Cámara debería excluir a Menem de la posibilidad de ser candidato y yo estaría muy de acuerdo", insistió Tonelli.
"Estas cosas tienen que ser resueltas con un parámetro distinto de utilidad o conveniencia, sino en términos éticos y morales", planteó el diputado.

No es el primero que le apunta al ex presidente por la banca que ocupe desde 2005 y apunta a renovar sin problemas en octubre por seis años más.

Jaime Linares, senador del GEN, el partido de Margarita Stolbizer, presentó dos veces un proyecto para excluirlo, pero el peronismo usó su mayoría para enviarlo al archivo. 

Menem rara vez asiste a las sesiones, pero su despacho, en la planta baja del palacio, siempre tiene la luz encendida con gente esperando.

El miércoles los diputados Luis Beder Herrera y Teresa Madera, que integran el bloque Justicialista, se aliaron a sus ex compañeros del FpV-PJ para respaldar a De Vido. No querían un antecedente que pueda perjudicar a Menem.