La dirigente de Cambiemos Marcela Crabbe, que impugnó ante la Justicia de La Rioja la candidatura a senador de Carlos Menem , denunció ayer amenazas de desconocidos que la llamaron a su teléfono celular y le enviaron mensajes intimidatorios luego de haber apelado ante la Cámara Nacional Electoral un fallo que rechazó una presentación contra el ex presidente.

Crabbe dijo que hubo llamadas en su teléfono en las que simulaban una conversación. Un individuo le decía a otro: "Bueno, quién la calla ahora a esta mina". Y otra voz contestaba entre risas: "Me lo encomendaron a mí".

La dirigente había impugnado la candidatura de Menem el lunes último ante la justicia riojana por estar condenado a siete años de prisión por el delito de contrabando agravado de armas a Croacia y a Ecuador. La demanda la hizo en conjunto con Paulo D'Alessandro y Álvaro Illanes.

En primera instancia, la justicia federal de La Rioja rechazó in limine la impugnación y ellos apelaron ante la Cámara Electoral, donde hay antecedentes de inhabilitación a candidatos por estar condenados.

El ex gobernador y jefe del PJ, Luis Beder Herrera, que en mayo ultimo pidió defender a Menem para que pueda tener fueros parlamentarios y evitar la condena, ayer convocó a un acto en desagravio del ex presidente junto con los militantes y al gobernador Sergio Casas. "Esas amenazas son prácticas comunes en la provincia. Me llamaron al teléfono y simulaban una conversación. Uno le decía al otro: «Bueno, quien la calla ahora a esta mina» y otro le contestaba: «Me lo encomendaron a mí»", dijo Crabbe a LA NACION. La dirigente, que además es diputada del Parlasur, no hizo la denuncia por desconfianza en la policía y la justicia riojana. Desde el gobierno nacional le dieron las máximas garantías de respaldo.