La Cámara Nacional Electoral inhabilitó a Carlos Menem para ser candidato a senador por La Rioja. Lo hizo al aceptar dos impugnaciones, debido a la condena que pesa sobre él por el tráfico de armas a Ecuador y Croacia durante su gobierno.

De ese modo, como la resolución de la Cámara es de aplicación inmediata, Menem no podrá presentarse a las PASO en La Rioja para renovar su banca el próximo domingo. Así queda fuera de carrera para las elecciones generales del 22 de octubre y, al finalizar su mandato, el 10 de diciembre próximo, quedará sin fueros. Ahora sólo le queda la posibilidad de elevar un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia, que sin embargo -aunque acepte la presentación- no tendría tiempo de resolver la cuestión antes de las primarias.

Con la firma de los jueces Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via, el tribunal aplicó el precedente ya establecido en 2003 con el caso del ex gobernador correntino Raúl “Tato” Romero Feris, quien tampoco pudo asumir cargos legislativos dada su situación judicial y con una condena por un caso de corrupción, como Menem.

El ex presidente -que mantendrá su banca de senador hasta el 9 de dicienbre– fue condenado a siete años de prisión por contrabando de armas y según sus defensores la sentencia no se encuentra firme, pero fuentes judiciales explicaron que la garantía de la doble instancia rige para el derecho penal pero no para el electoral, donde lo que se evalúa es la idoneidad del candidato.

El senador riojano había sido objetado por un dirigente de izquierda y otro del radicalismo en la provincia de La Rioja, donde la Justicia federal había avalado su candidatura. Sin embargo, esa decisión fue apelada ante la Cámara Nacional Electoral.

El fiscal Jorge Di Lello había dictaminado hoy temprano que Menem podía ser candidato y que en todo caso, de ser electo, fuera el Senado el que evaluara si estaba en condiciones de asumir o no.