Tras conocerse la impugnación por falta de idoneidad moral de la precandidatura a senador de Carlos Menem, en la provincia de La Rioja hubo un gran revuelo político. Desde el kirchnerismo especulan que el Gobierno nacional jugó fuerte para que saliera el fallo de la Cámara Electoral con el objetivo de sentar un precedente que pueda ser usado eventualmente contra Cristina Kirchner si gana una banca en el Senado.

En tanto, el ministro de Hacienda de la La Rioja, Ricardo Guerra, figura ahora en la boleta como suplente del ex mandatario, encontrándose con serias posibilidades de ocupar una banca en el Senado. Las encuestas le dan una amplia diferencia sobre la fórmula de Cambiemos que encabeza el ex ministro de Defensa Julio Martínez.

Sin embargo, ni siquiera los propios candidatos tienen en claro cómo quedará conformada la boleta definitiva. Para las PASO del domingo, la cara de Menem estará en la papeleta a pesar de no poder competir. El funcionario analizó el inédito escenario electoral mientras se espera que la Corte acepte un recurso extraordinario. Cabe destacar que las elecciones son nada más y nada menos que en cinco días.

Consultado sobre si cree que la bajada de Menem es una estrategia para respaldar a Julio Martínez (UCR-Cambiemos) o buscar sentar un precedente que pueda ser utilizado contra CFK si gana una banca en el Senado, el funcionario comentó: “Las interpretaciones pueden ser múltiples. Mi visión es que lo que están haciendo es una improlijidad institucional pocas veces vista e inusitada. Me inclino mucho por pensar que es una estrategia debido al momento en que se hace. Hay tiempos y plazos. Ahora hay una instancia de apelación pero es muy difícil que salga. Estaríamos ante una circunstancia en la cual la persona que va a estar en el voto no va a ser candidata. Eso genera una confusión en la sociedad que realmente es algo agresivo hacia nuestra comunidad”.

Respecto a si cree que la Corte lo va a absolver cuando examine la causa penal por tráfico de armas, dijo: “Sería imprudente dar una opinión. Son personas muy reconocidas, seguramente lo harán libremente y sujetos a derecho, sea para bien o sea para mal. No creo que una Corte Suprema esté sujeta a presiones de índole política”. En cuanto a la posibilidad de impugnar a Cristina Kirchner, declaró: “Sí, es un antecedente. Se van generando jurisprudencias para lo inmediato y para lo futuro. De hecho, se han valido de antecedentes de impugnaciones”.

Por último, consultado sobre cómo afecta al PJ que para octubre en la boleta haya otro candidato, Guerra manifestó: “Yo creo que en términos netamente políticos esta situación así nos favorece. Más allá de lo personal, como partido lo digo. Si ellos lo han hecho con alguna intencionalidad judicial, es un error político. Estoy hablando en términos netamente políticos”, concluyó.