Una veintena de fiscales de Estado de todo el país, entre ellos el representante por Catamarca, Carlos Bertorello, se reunieron ayer en el Consejo Federal de Inversiones, en Capital Federal y reforzaron el planteo de los gobernadores de “no ceder ni un centavo” ante el reclamo de la mandataria macrista bonaerense, Eugenia Vidal, por eliminar el tope a los recursos del Fondo del Conurbano. 

A la vez, reclamaron una discusión de todo el régimen de coparticipación federal y no sólo de la caja bonaerense.

De acuerdo a lo que contó el fiscal de Estado de Entre Ríos (y vicepresidente del Foro Federal Permanente de Fiscalías de Estado de la República Argentina), Julio Rodríguez Signes a Télam, “fue unánime que ninguna provincia está dispuesta a ceder ni un centavo”. “Se tiene que discutir todo el régimen de coparticipación”, acotó en este orden de ideas.

Sucede que los caciques del interior, particularmente los referenciados en el Partido Justicialista, están preocupados por el Fondo del Conurbano planteado en la agenda.

Es que, ninguno de los gobernadores resignará fondos en detrimento de sus provincias y a favor de Buenos Aires.

De acuerdo a lo que consignó Télam, asistieron al encuentro en el CFI 20 fiscales de Estado, entre los que se mezclaron quienes representan a gobiernos provinciales del PJ con los de Cambiemos.

No obstante, el fiscal bonaerense Hernán Gómez no asistió, ya que representa a la contraparte de las restantes jurisdicciones que debatieron cómo responder al reclamo del gobierno de Vidal ante la Corte Suprema por el Fondo del Conurbano. 

A la vez, el medio citado señaló que tanto La Rioja como Neuquén fueron las otras provincias cuyos fiscales de Estado no estuvieron presentes.

Así las cosas, los funcionarios ratificaron su “acuerdo” para “ejercer las defensas jurídicas que le correspondan a cada una de las provincias ante la Corte Suprema, en resguardo del patrimonio provincial y los intereses de sus ciudadanos”.

Panorama

En caso de que el planteo de Buenos Aires -la inconstitucionalidad del tope- no prospere, dicha provincia solicita, desde la Fiscalía de Estado bonaerense, que se declare inconstitucional la exclusión de la provincia del reparto del remanente del fondo y del 4 por ciento de Ganancias que se les asigna a las demás provincias como compensación. 

Ante la demanda bonaerense, las provincias del interior deben responder, aunque los plazos difieren entre jurisdicciones de acuerdo al momento en que fueron notificadas.

“La estrategia procesal no se definió por unanimidad, porque hay provincias a las que falta que las notifiquen de la demanda. Tierra del Fuego fue notificada ayer”, ejemplificó el fiscal entrerriano, cuya provincia “es la primera que tiene que contestar la demanda, el 26 de septiembre”.

“Quedó flotando la prórroga o suspensión de plazos, con la idea de que se debata (una reforma tributaria) en el Congreso”, agregó, remarcando que en la reunión de hoy “el único tema fue el Fondo del Conurbano”.

Según los números que manejan los fiscales de Estado, en caso de que la Justicia fallara a favor de Buenos Aires, las provincias resignarían 53.000 millones de pesos por año.