El presidente Mauricio Macri recibió a empresarios vitivinícolas en Casa de Gobierno, con los que se comprometió a avanzar en la discusión de una agenda que permita mejorar la competitividad del sector, y acordó volver a recibirlos en dos meses.

“Estamos muy satisfechos, es muy importante que un presidente nos dedique una hora de reunión, en la que le pudimos decir todos los temas que trajimos en carpeta”, dijo a Télam Ángel Leotta, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina, tras el encuentro.

Durante la reunión, los representantes del sector le plantearon a Macri la necesidad de aumentar los reintegros a las exportaciones de carnes, del 6 al 9 por ciento, el proyecto de Ley de Jugos y volver al Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) de Estados Unidos, del que la Argentina fue excluida en 2012.

“El tema de la Ley de Jugos es fundamental para nosotros y Macri nos escuchó”, dijo a Télam Eduardo Sancho, de Fecovita.

Ante este planteo del sector, Macri dijo que se está desarrollando una gestión ante los Estados Unidos para poder bajar el arancel que paga el mosto en ese país, lo que fue calificado como “una muy buena noticia” por Sancho.

Tras la reunión, Carlos Iannizzotto, de Coninagro, destacó la importancia de volver a tener un encuentro con el mandatario en dos meses y de avanzar en una agenda que permita mejorar la competitividad.

“Hoy no tenemos grandes avances, pero tenemos la expectativa de lograr cosas para el sector”, dijo Iannizzotto, quien reseñó que el sector cárnico registró en el último mes una suba en la producción de 1,8 por ciento.

De la reunión participó también el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile; el titular de Instituto Nacional de Vitivinicultura, Carlos Tizio Mayer; representantes de AFIP; Banco Nación, y Senasa, por el sector público, y federaciones y cámaras de San Juan, La Rioja y Mendoza.