Senadores y diputados del peronismo se reunieron con el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, y acordaron exigirle al Gobierno nacional que presente la reforma tributaria antes de aprobarle el Presupuesto 2018, según confiaron a LPO fuentes al tanto de la discusión.

El encuentro se realizó en el despacho del jefe del bloque del PJ, Miguel Angel Pichetto, y contó además con la presencia de los senadores Juan Manuel Abal Medina y José Alperovich, y diputados del bloque Justicialista de Diego Bossio.

La idea del encuentro fue analizar el proyecto de Presupuesto 2018 y los reclamos de los gobernadores peronistas para tratar de obtener mejoras en varios puntos del texto que envió el Gobierno al Congreso y que sería tratado en diciembre o incluso en enero, como explicó LPO.

Uno de los puntos centrales de la discusión será exigirle al Gobierno cumplir con los compromisos que se plasmen en el presupuesto 2018, ya que los legisladores de las provincias sostienen que gran parte de las obras prometidas en el presupuesto de este año no se cumplieron. Es decir, el oficialismo incluye las obras para conseguir los votos pero las obras nunca se ejecutan.

Por su parte, el riojano Casas viene presionando al Gobierno y también a los bloques del peronismo para que metan en la discusión el punto de la coparticipación que le quitaron a su provincia, y que busca incluir en la discusión del presupuesto.

Respecto a la reforma tributaria, los legisladores coincidieron en que no pueden votar un presupuesto sin saber antes en qué consiste el proyecto que el Gobierno quiere mandar después de las elecciones y que golpearía las arcas provinciales. Es por eso que buscarán atar los dos debates.

En cuanto a la reforma laboral, otro de los grandes temas que el Gobierno quiere incluir después del 22 de octubre, los legisladores peronistas también acordaron que no van a apoyar ningún proyecto que no tenga el visto bueno de la CGT. “Si quieren reformar algo, tiene que ser con apoyo de los sindicatos”, plantearon.

En el plano político y ante la inminente llegada de Cristina Kirchner al Senado, lo que seguramente complicará la conducción de Pichetto, en la reunión de esta tarde se habló de armar un verdadero equipo de trabajo entre diputados, senadores y gobernadores para negociar con el gobierno.

En los bloques creen que después de las elecciones saldrán fortalecidos con mayor cantidad de legisladores que responden a los legisladores, por lo que creen que tendrán mayor poder para plantear estas exigencias frente al Gobierno, empezando por la discusión del presupuesto.