La Rioja desembarcó en Buenos Aires este último fin de semana con la Expo Empresaria La Rioja 2017 en el predio ferial de La Rural y entre los temas que puso en el tapete se encuentra el pedido de reanudación de la construcción del Corredor Bioceánico Ferroviario que permitirá sacar la producción argentina por Chile al Pacífico en buques de gran calado.

En diálogo con NA, el ex gobernador riojano y actual diputado nacional (PJ) Luis Beder Herrera, dijo que hay algo “extraño” en la persistencia por mantener este “proyecto parado”. Fue en la Rural cuando recién se inauguraba la exposición empresarial para mostrar las potencialidades de La Rioja y dejar de lado el concepto de que esta provincia es “inviable”, productora de olivos, nueces, aceite de oliva, pasas de uva y energía renovable, indicó el legislador.

Pero enseguida habló de la necesidad de descomprimir el Gran Rosario, en la zona núcleo pampeana, por donde sale la producción del país vía el Atlántico y con enormes costos de flete para las economías regionales, mientras que el Corredor Bioceánico Ferroviario sería un punto de salida ideal para los productos agroindustriales y de otros sectores. “Es la vieja lucha del centralismo contra la periferia del país, que son los dos tercios de la Argentina”, manifestó Beder Herrera.

Mientras que el gobernador riojano Sergio Casas pidió al presidente Mauricio Macri a fines de septiembre que reactivara la obra del Corredor Bioceánico, sin respuestas hasta el momento. El Corredor Bioceánico Ferroviario es un trabajo de la provincia de La Rioja, Catamarca y el gobierno de Atacama, Chile.

La obra prevé el remplazo de durmientes de madera por hormigón armado, como asimismo el cambio del perfil del riel llevándolo de 25 kg/m a 37 kg/m, lo que permitirá pasar de 13,5 toneladas de carga por eje del vagón a 17,5 toneladas.

Este corredor ferroviario de carga prevé en su centro de gravedad-distancia media, entre el puerto de Buenos Aires y los puertos de la Tercera Región de Chile.