Una mesa muy particular consiguió armar anoche el CARI (Consejo Argentino de Relaciones Internacionales) en su cena anual realizada esta vez en el restaurante central de La Rural.

En la cabecera estuvieron el canciller Jorge Fourie –principal orador- y su anfitrión Adalberto Rodríguez Giavarini, presidente del think tank y a la vez ex canciller. Pero la cabecera opuesta a la misma mesa rectangular también atrajo muchas miradas: allí estuvieron sentados, juntos, los expresidentes Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde, protagonistas de la crítica etapa 2001-2002.

El gesto de convivencia institucional se completó además, en la misma, con la presencia de Eduardo Menem, además de figuras como la del ex ministro de Economía Roberto Lavagna, y el secretario de Asuntos Estratégicos del gobierno de Macri, Fulvio Pompeo, y el ya senador bonaerense Esteban Bullrich.

No sorprende la creciente convocatoria del CARI a sus encuentros anuales, que son un atractivo especialmente para el mundo diplomático y académico, pero en los últimos años creció la presencia oficial a partir del recambio político tras la etapa kirchnerista.

De hecho Fourie aprovechó la ocasión para un extenso mensaje en el que habló de la crítica situación del ARA San Juan, la ayuda internacional recibida, y hacer un panorama sobre la situación de las relaciones externas del país.

En otras mesas se repartieron la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el empresario Cristiano Ratazzi, y el ex secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, entre otros.