Planteo de olivícolas por el aumento de la energía

La Federación Olivícola Argentina, en representación de las cámaras provinciales, elevó una nota al Poder Ejecutivo Nacional en la que se refiere a los riesgos que corre el sector a partir de los incrementos en las tarifas energéticas.

La institución señala que los aumentos de las tarifas eléctricas que se están aplicando “conducirán lisa y llanamente a la desaparición de la actividad, rubro principal en agroindustria para las provincias de Catamarca y La Rioja, y segunda en importancia para Mendoza y San Juan, además del importante aporte que significan para Buenos Aires, Córdoba y otros estados provinciales donde la misma se encuentra en incipiente desarrollo”.

La nota lleva la firma de Juan Clusellas, presidente de la Federación, y agrega: “El incremento promedio ponderado del 62% contradice el mensaje esperanzador que recibiera la población de nuestro país, originado en las autoridades que asumieron su mandato a fines de 2015”.

Además, se presenta un panorama sobre la realidad del sector en Argentina y las asignaturas pendientes. En esta línea, expone que la olivicultura nacional, cuya producción tanto de aceitunas de mesa como de aceite de oliva se exporta casi en su totalidad (80% aproximadamente), “además de soportar elevados costos internos, atraso cambiario, leyes laborales cuyas modificaciones no repercuten en el análisis de nuestro números, debe enfrentar ahora este desproporcionado incremento que no hace más que agravar una situación que proviene de larga data”.

Más adelante, la Federación recuerda que tiempo atrás ya se elevó un pedido para que las industrias electro-intensivas tengan una consideración y tratamiento especial sobre las anteriores tarifas. “Es de imaginar que los nuevos valores, que parten de los anteriores, no es la respuesta que la producción olivícola esperaba ni mucho menos puede sostener”, afirman.

“Podrán verificar nuestro reclamo permanente de una tarifa eléctrica para las regantes agrícolas eléctricamente dependientes junto al registro nacional de regantes de manera que se contemple esta especial característica de producción como se lo ha hecho ya para las industrias y para los usuarios domiciliarios en similar situación”.

Por último, puntualizan que las economías regionales de las provincias mencionadas absorben el 60% de la mano de obra temporal del país según las cifras oficiales. Además, argumenta que la “inconsulta suscripción del acuerdo Mercosur- Egipto le ha propinado un golpe de casi imposible superación a la actividad”.



Categorías:Economía

A %d blogueros les gusta esto: