El intendente K que saca rédito de la pelea Nación-La Rioja

La pelea entre la Nación y la Rioja sigue arrojando batallas públicas y subterráneas. La provincia gobernada por Sergio Casas reclama la restitución del punto de coparticipación que se le quitó en 1988, equivalente a 5.600 millones de pesos anuales, pero la Casa Rosada y el Palacio de Hacienda vienen cediendo con cuentagotas.

Fue luego de que el diputado y figura clave de La Rioja, Luis Beder Herrera, denunciara que el gobierno nacional extorsiona a los gobernadores que el oficialismo incluyó en el proyecto de Presupuesto 2018 una partida para la provincia de 2.890 millones de pesos, es decir apenas por encima de la mitad de lo reclamado.

“Lo que se votó fue realmente duro porque las presiones de Nación son tremendas y nos tienen agarrados con el tema de que si no votamos no nos bajan la plata; dos años los acompañamos con las leyes y lo mismo no nos mandaron; la realidad es que no se ha iniciado una sola vivienda en La Rioja”, explotó Beder, al denunciar la modalidad de negociación usada por el oficialismo para aprobar la reforma previsional.

La concesión del Ejecutivo nacional tiene dos condimentos: 1- De los 2.800 millones prometidos, la mitad serán enviados automáticamente y la otra mitad llegará por mes, con el probable objetivo de mantener alineado al gobernador peronista; 2- Los 90 millones de pesos restantes van directo a Alberto Paredes Urquiza, el intendente kirchnerista de la Capital riojana, que según afirman en la política provincial, “ahora trabaja para el PRO y nombró en un año tres mil empleados a diferencia de las políticas de austeridad que reclama el macrismo”.

Fuente: Notas de Actualidad