La Rioja, entre las provincias con equilibrio fiscal

En las ultimas semanas, la tasa del bono del tesoro americano mostró un fuerte rally gracias a la aprobación de la reforma tributaria en EE.UU. Esta medida implicará un fuerte impacto negativo en el déficit fiscal americano, lo que hace mas riesgosa la deuda de la mayor potencia del mundo. Por esta razón es que las tasas de los bonos del tesoro americano pegaron un salto de entre 19 puntos básicos.

Por otro lado, la suba de tasas de la Fed contribuyó a que dicho rally se sostenga. Una suba de tasas en EE.UU. implica un riesgo para los emergentes debido a que los inversores internacionales se ven más interesados en colocar sus fondos en EE.UU. que en los emergentes. De esta forma, los inversores se ven empujados a desarmar posiciones en moneda local de activos emergentes, generado potenciales devaluaciones en las monedas de los respectivos países.

Esta devaluación se ve a su vez incentivada por menores expectativas de ingresos de capitales internacionales.

Este escenario implica un desafío para los emergentes en general y para Argentina en particular. Analistas locales hacen un análisis de tal evolución y sus implicancias en el mercado local.

Soledad Tortarolo, del equipo de Research de Allaria Ledesma agrega que la última semana la tasa americana a diez años generó un fuerte rally hasta 2,50% anual, con la aprobación de la reforma tributaria impulsada por Trump y pensando en el impacto sobre emergentes, hay que tener en cuenta que la suba de tasas no es pareja en toda la curva de bonos. Desde diciembre de 2015, los bonos a diez años subieron sólo 20 pb., mientras la tasa de corto plazo subió 125 pb., afectando poco a los bonos emergentes (que colocan bonos a plazos de entre cinco y treinta años).

“La FED proyecta para el próximo año una inflación de 1,9% anual, pero si la inflación se acelera deberán aumentar la velocidad de subas de tasas, lo que podría afectar el costo de financiamiento de los emergentes”, agrega la analista Allaria Ledesma.

Yendo a la parte operativa, Tortarolo destaca que “para inversores conservadores sugerimos mantenerse en el tramo corto y medio, con bonos soberanos (AY24-AA26) y para aumentar el rendimiento de la cartera, los bonos provinciales elegidos en base a nuestro Ranking Allaria de Solvencia Provincial (La Rioja 2025, Mendoza 2024 y Córdoba 2026), que son provincias con equilibrio fiscal, líquidos, pero ofrecen rendimientos de entre 150 puntos básicos y 300 pb. sobre el soberano”.

Fuente: Cronista Comercial



Categorías:Economía

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: