La Pampa recibió, en 2008, un resarcimiento de $500 millones por la Promoción Industrial

Publicado por

La polémica con La Pampa tras el coletazo del laudo presidencial que habilitó la construcción de la presa Portezuelo del Viento parece no tener fin. 

Luego de que el gobernador Alfredo Cornejo acusara a las autoridades pampeanas de haber cobrado un resarcimiento y no haber hecho las obras necesarias para mitigar los efectos de la desertificación en su provincia, fue el secretario de Recursos Hídricos pampeano, Javier Schlegel quien salió a responder y a negar esa imputación mendocina: “La Pampa no recibió nada. Es llamativo que tergiverse todo”, respondió. Aunque luego aclaró que se refería a “algún resarcimiento por las aguas del Atuel”.

En realidad la provincia de La Pampa recibió de la Nación 500 millones de pesos en 2008, cuando el gobernador era Oscar Jorge (PJ) y la presidenta Cristina Fernández (FpV).

Fue en concepto de acuerdo extrajudicial por los daños de la Promoción Industrial (que benefició a San Luis, San Juan, La Rioja y Catamarca) y permitió cerrar la demanda pampeana contra la Nación que en 1993 promovió el cuatro veces gobernador Rubén Marín (PJ) y luego motorizó Verna en su primer mandato.

En tanto el gobierno mendocino de Julio Cobos (UCR) levantó su juicio contra la Nación por la Promoción Industrial a cambio de la obra Portezuelo del Viento, durante la presidencia de Néstor Kirchner (FpV).

“Existe el acta 692 de 2011 del Coirco en la que Mendoza desiste del trasvase del Grande al Atuel”, contraatacó ayer Schlegel. En el gobierno mendocino no acusan recibo de ese documento. Al parecer es sólo un borrador técnico que nunca fue rubricado por el consejo de gobernadores del Coirco y -por lo tanto- sin validez.

Schlegel dice que el Marginal del Atuel fue una obra que se concibió para repartir entre las dos provincias los 5 metros cúbicos que rescata. Y acusa que “Mendoza se quedó con todo”. 

El superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli, le respondió: “Para que existan esos 5 metros cúbicos más y el reparto sea posible, es necesario el trasvase del Río Grande al Atuel”.

Ayer en la Casa de Gobierno de Santa Rosa consideraron “una extralimitación, una intromisión y una falta de respeto” las declaraciones políticas que el jueves les destinó el mandatario mendocino, Alfredo Cornejo.

“No entiendo cómo el pueblo de La Pampa no reclama a los gobernadores peronistas que los han gobernado estos veinte años por qué hicieron acueductos para la zona rica (de esa provincia) y no se preocuparon por la zona que se estaba desertificando”, había disparado Cornejo.

Apuntó contra el actual y anteriores gobernadores justicialistas de La Pampa, Carlos Verna y Oscar Jorge.

“Es como si nosotros dijéramos que los mendocinos tendrían que pedir explicaciones a sus gobiernos provinciales por haberse inclinado por el compromiso de una obra y no por la plata para obras”, mascullan funcionarios del gobierno de Santa Rosa sin que -por el momento- se pronuncie Verna.

La disputa interprovincial por el manejo de la presa de Portezuelo del Viento (más que por su construcción) empezó a mostrar un costado netamente político.

Transcurre en momentos en los que el frente Cambiemos (oficialista en la Nación y en Mendoza y opositor en La Pampa) apuesta a la figura del secretario de Deportes -y ex futbolista de Argentinos y Boca- Javier Mac Allister (Pro) para intentar un recambio de color político el año que viene en territorio pampeano.

En el PJ de esa provincia comienzan a aparecer preparativos para intentar el año entrante una reelección de Verna (que actualmente transita su segundo mandato discontinuado)

Y cuando el presidente de la UCR de La Pampa, el radical Hipólito Altolaguirre -considerado filomacrista- tiene pedida una audiencia ante el titular nacional del radicalismo -precisamente Cornejo- para confirmarle “como pampeano” su rechazo a que Portezuelo quede “en manos de Mendoza”.

Claves

La Pampa cuestiona el manejo mendocino de la presa Portezuelo del Viento y propone que quede en manos del Coirco, el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado que integran cinco provincias.

Mendoza reclama para sí el manejo en contacto permanente con las cuatro provincias que están “aguas abajo” y acuerda la normativa  para las “sueltas” durante el llenado del embalse.

El dictamen presidencial habilitó el proceso para la construcción de Portezuelo del Viento en Malargüe, en acuerdo con las provincias integrantes del Coirco.