¿Quién es el empresario que compró activos de Pampa Energía?

Publicado por

Pampa Energía, una de las empresas con mayores operaciones en paraísos fiscales, vendió el 58,88% de su participación en Petrolera Entre Lomas y de sus participaciones directas en las áreas Entre Lomas, Bajada del Palo, Agua Amarga y Medanito-Jagüel de los Machos, a Vista Oil & Gas.

La firma liderada por Marcelo Mindlin vendió parte de sus activos al ex presidente de YPF, Miguel Galuccio, en una operación que cerró en 360 millones de dólares. Esta decisión responde a una estrategia de la compañía de focalizarse en generación eléctrica y en la producción de gas con foco en Vaca Muerta.

El entrerriano, que a principios de mayo de 2012 había sido designado al frente de YPF por Cristina Fernández de Kirchner, fue calificado por el entonces gobernador Sergio Urribarri como “un ejecutivo de tremendo nivel, de relación personal con personalidades mundiales, con conocimiento de la tecnología más moderna, desarrollador de los modelos de negocios más innovadores y de una calidad personal excepcional, como buen entrerriano que es”.

¿Qué es Pampa Energía?

Es la compañía de electricidad integrada más grande de Argentina. Pampa es dueña de Edenor. Según reveló Paradise Papers, es una de las empresas con mayores operaciones en paraísos fiscales. La lógica de los negocios parece siempre buscar a los paraísos fiscales y territorios que garantizan el secreto financiero, desde el Caribe hasta Uruguay. Además de la baja o nula carga impositiva.

Mindlin, según el diario Perfil, se convirtió en los últimos años en el empresario más grande del sector eléctrico de la Argentina. En ese crecimiento cumplió un rol estratégico una offshore creada en las Islas Caimán, el quinto territorio más opaco del mundo, según el Índice de Secreto Financiero de la Tax Justice Network.

En 2011, Mindlin compró los activos del fondo norteamericano Ashmore Energy International (AEI) –de Enron– en la Argentina. De esta forma, se quedó con la empresa Emdersa, que agrupaba a las compañías eléctricas de San Luis (Edesal), La Rioja (Edelar) y Salta (Edesa). También adquirió la distribuidora Eden, que operaba en el norte y el centro de la provincia de Buenos Aires. Pagó US$ 140 millones, de acuerdo al Reporte Anual de Pampa Energía de 2011 ante la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

No solo Pampa Energía y Mindlin estuvieron involucrados en el escándalo de las empresas off shore. El nombre del propio Galuccio apareció en las filtraciones que se fueron conociendo en los últimos meses.