Enfrían provincias pedido de Macri por nuevo ajuste

Publicado por

La decisión de Mauricio Macri de lanzar ayer un nuevo capítulo del ajuste del gasto político e invitar a los gobernadores a adoptar “medidas similares” incomodó a varios mandatarios, que -por lo bajo- se dividieron entre quienes salieron a aclarar que la poda ya fue aplicada en sus distritos y aquellos que la descartaron o patearon para adelante una eventual réplica.

El anuncio presidencial incluye la reducción del 25% en los cargos políticos del Ejecutivo (unos 1.000 puestos, con un ahorro de cerca de $1.000 millones), un congelamiento salarial este año para funcionarios de mayor jerarquía y el veto para que familiares de ministros puedan ser parte de la administración nacional.

El achique del gasto político -al ritmo de las exigencias del Pacto Fiscal sellado en noviembre con Nación- fue aplicado ya en al menos una decena de distritos. En menor medida, algunos avanzaron también en un freezer de sueldos a funcionarios, como Salta.

Pero la novedad de prohibir el ingreso de familiares de ministros a despachos oficiales aparece a priori con Nación como estado pionero. En esa línea, por caso, ayer el diputado bonaerense de la Coalición Cívica -integrante de Cambiemos- Guillermo Castello pidió reflotar en la provincia que gobierna María Eugenia Vidal un proyecto de su autoría que “prohibe la designación de familiares en los tres poderes del Estado”.

Por de pronto, en su discurso Macri ayer remarcó que, cuando llegó a la Casa Rosada, “el Estado era una maraña burocrática”, e invitó “a los gobernadores de todas las jurisdicciones del país a tomar medidas similares”.

“Ya no le queda mucho por achicar”, aseguraron -en reacción- a Ámbito Financiero desde el entorno de un mandatario peronista que ya ajustó el número de ministerios y secretarias. “Todavía no hay un análisis de fondo, pero no hay familiares designados en cargos políticos”, se atajaron desde otro distrito justicialista. “No tenemos nada en carpeta en este momento”, se excusaron desde dos Ejecutivos con sello provincial. Un mandatario opositor fue duro: “Es una medida marketinera; es pan para hoy y nada para mañana y no resuelve nada”, dijo.

La incomodidad alcanzó incluso a distritos de Cambiemos, desde donde salieron también a recordar los tijeretazos ya aplicados en el gasto político local.

Entre los mandatarios que ya aplicaron un ajuste del gasto se encuentran, por caso, la macrista Vidal (recortes de cargos ejecutivos y legislativos, con un ahorro de unos $3 mil millones) y su par de Mendoza, el radical Alfredo Cornejo (reducción de ministerios):

Por esa senda incursionaron también los justicialistas Gustavo Bordet (Entre Ríos, con achique de ministerios de 10 a 5) y Juan Manuel Urtubey (Salta, con reducción de carteras de 12 a 10 y congelamiento del sueldo de ministros). Además aplicaron tijeretazos del gasto en los últimos meses, entre otros, el chaqueño Domingo Peppo, el jujeño Gerardo Morales, el rionegrino Alberto Weretilneck y el neuquino Omar Gutiérrez.