El Gobierno provincial desdoblará las elecciones locales de las nacionales

Publicado por

El PJ no la tiene fácil en 2019. Bajo esa certeza se reunieron el sábado en San Blas los gobernadores de La Rioja, Sergio Casas, y el de Tucumán, Juan Manzur, junto al presidente del peronismo riojano, Luis Beder Herrera, para definir el complejo esquema de sucesiones en esos distritos amenazados por el avance de Cambiemos.

Fue, en efecto, en la sobremesa de un suculento asado ofrecido por la dueña de casa, Élida, madre del gobernador anfitrión, que se tomó la primera decisión: el Gobierno provincial desdoblará las elecciones locales de las nacionales, pese a los intentos en sentido contrario que hará la Casa Rosada para meterle presión a las provincias, según Ámbito Financiero.

Entre jugosos cortes de seleccionadas carnes, ensaladas mixtas y abundante oferta de bebidas gaseosas, llamó la atención la escasa cantidad de buenos vinos traídos de la cercana zona del valle de Chilecito, la región vitivinícola más importante de La Rioja, donde destaca el Bonarda Argentina. Quizás atemorizó a los comensales el apabullante calor, que por esas horas rozó los 35°.

Para el postre llegaron los helados, que aportaron el toque dulce y fresco para esa maratónica jornada que había empezado más temprano con los festejos en honor al Santo Patrono de San Blas.

Volviendo al tema que copó la sobremesa, se explayó Casas en su imposibilidad para reelegir en 2019, salvo que haya una enmienda constitucional exclusivamente que los habilite. “Sería un costo político muy alto”, le retrucó el tucumano Manzur que, por caso, no desdeña de una fórmula para ese período de la mano de Osvaldo Jaldo como vice.

De la opción riojana se ocupó el exgobernador Beder Herrera, quien no oculta su pretensión de volver a ocupar el primer mando provincial. “Hay que tener en cuenta a Teresita Madera, o Silvia Gaitán, Ricardo Quintela y Ricardo Guerra”, resonó la danza de nombres. Beder tomó un trago de bebida dulce y mencionó, por supuesto, también al actual intendente de la Capital, Alberto Paredes Urquiza, de buena sintonía con la Casa Rosada, pero a quien el PJ busca reconducir.

Interrumpió Manzur de pronto el aleteo verbal del entusiasta riojano para expresarle a Casas su preocupación por la baja rentabilidad que están teniendo sus inversiones olivícolas en esa zona, merced a que las exportaciones aún o repuntan. “Ya planteamos a Nación que la suba de los costos y el ingreso de productos egipcios sin arancel hacen que la producción local pierda mercados”, intentó apaciguar un ministro especializado en la materia y trazó así el fin de aquella extendida sobremesa.