Pacto: negocian contra reloj aval en ocho provincias

Publicado por

Contra reloj, los gobernadores que no cosecharon aún en la Legislatura el aval al amplio Pacto de Consenso Fiscal sellado con Mauricio Macri en noviembre pasado apuran la obligada sanción en el recinto para dejar de sufrir el rigor de los recortes que la Casa Rosada, como correctivo por la demora en dar ese paso, les aplica la Casa Rosada desde enero.

En algunos distritos las negociaciones son cruzadas, a partir de la necesidad de los oficialismos de contar con esa ley, que en la oposición ven como una oportunidad para destrabar otros planteos en los parlamentos locales.

El comienzo de 2018 deparó a diez provincias un tijeretazo en las remesas -contemplado, en rigor, en la letra chica del Acuerdo- en concepto del Fondo Federal Solidario y de una compensación por la firma del entendimiento, que significó el fin de la puja por el Fondo del Conurbano bonaerense.

Si consiguen el aval en los Parlamentos locales antes del 31 de marzo, los gobernadores podrán recuperar retroactivamente esos recursos. Si no -advierten desde los Ejecutivos- los perderán.

El pasado lunes se bajó de ese lote el justicialista riojano Sergio Casas, al obtener la obligada adhesión parlamentaria.

Pero no fue sin quejas. “Es un pacto extorsivo que favorece a las provincias más grandes y en especial a Buenos Aires, que recuperó 6 puntos de la coparticipación pero a La Rioja el punto perdido en 1989 no se lo quisieron reconocer”, lamentó el jefe del bloque del PJ, Marcelo del Moral. “Si este pacto no era ratificado, no se le iba a enviar los fondos en un 100%”, remarcó.

Horas después, el propio Sergio Casas se quejó de que la versión final del Pacto rubricada con el Presidente no incluyó finalmente -por, dijo, el pataleo de otros mandatarios- fondos extra para La Rioja por la pérdida de coparticipación.

Por eso hoy son siete los gobernadores que no cuentan aún con el aval parlamentario al Pacto, que incluye metas de control del gasto y de reducción impositiva.

Se trata del justicialista Carlos Verna (La Pampa), La Rioja ya adhirió, además del socialista santafesino Miguel Lifschitz (Santa Fe), el chubutense Mariano Arcioni (Chubut Somos Todos), el santiagueño Gerardo Zamora (Frente Cívico) y tres caciques de Cambiemos: los radicales Gustavo Valdés (Corrientes), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy).

Otro mandatario directamente no lo firmó, en desacuerdo con sus preceptos: el peronista sanluiseño Alberto Rodríguez Saá (Compromiso Federal).

Uñac saldrá esta semana de ese grupo incómodo: la Legislatura tiene previsto ratificarlo el próximo miércoles, en sesión extraodinaria.

Por su parte, agobiado por las urgencias de cuentas, el chubutense Arcioni enfrenta un escenario más tenso: ya pasó por un mal trago en la Legislatura, donde el rechazo opositor hizo naufragar el tratamiento el pasado 9 de enero.

El sucesor del fallecido Mario Das Neves activó entonces una suerte de operativo clamor multisectorial en pos de torcer el rechazo opositor y conseguir la adhesión durante esta quincena.

“Si no se ratifica, la provincia pierde $1.400 millones al año, más lo que pierde por el Fondo Federal Sojero que es para los municipios la coparticipación”, arenga Arcioni.

Con ese telón de fondo, los legisladores del FpV se reunirán el miércoles para definir los pasos a seguir. “No es momento de agachar la cabeza sino de discutir en serio la coparticipación; el Consenso Fiscal no asegura ningún beneficio concreto para los chubutenses”, dijo el diputado del FpV Gustavo Fita.

Las negociaciones avanzan también en Santa Fe, donde el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, ya advirtió públicamente que la provincia perdió el mes pasado unos $300 millones en remesas sojeras.

“Si la adhesión se hace antes del 31 de marzo, la provincia podrá recuperar retroactivamente todo lo que ha perdido hasta esa fecha. Pero si se realiza con posterioridad, la pérdida pasará a ser definitiva y no se podrá recuperar”, enfatizó.

Saglione y el ministro de Gobierno, Pablo Farías, activaron el pasado jueves una grilla de conversaciones con legisladores para destrabar la sanción del Pacto, entre otras herramientas clave.

El próximo jueves habría sesión en ambas cámaras y no se descarta una sanción en el Senado provincial, con un guiño del PJ.

Con todo, como en el caso de La Rioja, también brotaron quejas desde tierra santafesina. “Es un mecanismo de presión”, dijo la semana pasada Farías, respecto de los recortes que ya aplica Nación en las transferencias.

En Corrientes, en tanto, mañana se desarrollará la asamblea inaugural de sesiones extraordinarias convocadas por Valdés, hasta el 28 de febrero, con la mirada puesta en sancionar el Pacto, entre otros ejes.

“Es imperioso que el Pacto Fiscal, junto al resto de los proyectos, salga rápido de Diputados, porque de lo contrario demoraríamos la labor de Senadores”, instó el presidente de la Cámara baja, Pedro Cassani.