La docente a cargo de educar a los policías de La Rioja: “Vivo cosas que vivía cuando estaba la dictadura”

Publicado por

Emanuel Garay tenía 18 años y era su primer día en la Escuela de Policía en La Rioja. Con 50° de sensación térmica, sus superiores lo expusieron a un entrenamiento extremo y a torturas que su cuerpo no resistió y falleció. Una vez más, el accionar de las fuerzas de seguridad volvió al debate y, junto al Caso Chocobar, la pregunta “¿Cómo se forman a los aspirantes que van a ocupar las filas de la Policía?”, tomó fuerza.

Como primer paso para “cambiar la formación de los cadetes”, el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, decidió remover a las autoridades de la Escuela de Policía y anunció que la institución dependerá del Ministerio de Educación y estará a cargo de la docente y ex subsecretaria de Educación, Ilda Lucero.

“Las fuerzas de seguridad tienen que estar sometidas a la democracia”, afirmó la dirigente del Sindicato de Educadores de La Rioja en un entrevista conEl Destape. Adelantó que, entre los puntos que buscará agregar en la formación de los aspirantes, quiere que los agentes se especialicen como fuerza de choque, en comunicación policial, en administración y que aprendan a expresarse como así también que aprendan inglés para poder dar información a los turistas.

Además, Lucero advirtió sobre la peligrosidad de los discursos que han emanado desde el Gobierno de Mauricio Macri de dar un aval completo a las fuerzas de seguridad como en el caso de Luis Chocobar y admitió que uno de sus temores es encontrar la forma de que los policías ya formados desanden el camino aprendido.

– ¿La tomó por sorpresa la decisión del gobernador?

La verdad que sí. Es una gran responsabilidad por el momento en el que estamos. Ser civil, docente y mujer al frente de un lugar que es estrictamente masculino y donde hay que hacer grandes cambios, la verdad que me siento con mucha responsabilidad. Igual el año pasado estuve trabajando en la escuela de aspirantes porque me habían pedido asesoramiento pedagógico para un cambio curricular. Entonces, tengo un conocimiento de cómo funcionaba la escuela, del dictado de clases y las posibilidades que tenemos de hacer cambio.

– ¿Qué sensación le dejó lo que pasó con el joven aspirante que falleció por el entrenamiento extremo y las torturas?

Es una herida muy fuerte para todos los ciudadanos y va ser muy difícil de cerrar con el tiempo. No obstante, celebro que el gobernador decidiera pasar toda la escuela a la órbita de educación y que fueran educadores los que estuvieran al frente de la escuela, significa un gran cambio que se hizo a raíz de esta situación. Ahora estamos atendiendo a los otros chicos que están internados y a muchas chicas que han denunciado abuso y situaciones complicadas.

Es una herida muy fuerte para todos los ciudadanos y va ser muy difícil de cerrar con el tiempo.

– Se han filtrado chats de aspirantes donde contaban que la situación en la escuela era habitual ¿Usted había escuchado que pasaba eso? ¿Por qué cree que no se controló?

Nosotros como ciudadanos no sabíamos lo que pasaba porque para nosotros la escuela estaba cerrada. Por ejemplo, el año pasado fui y estuve participando en un horario donde no había alumnos. Nunca vi algo así y nunca me lo imaginé. Ahora hay algunos políticos que dicen que todos sabían para sacar un rédito y nadie sabia nada. Es fácil ahora decir que la responsabilidad es de todos, pero la responsabilidad es de los que estaban ahí adentro y no de otros. Era de los instructores que tuvieron a los chicos sin tomar agua todo el día, de la Policía que estaba al frente, que los tuvieron a los chicos un día que hacía 50 de sensación térmica en el patio, sin una sombra y con la mejilla en el asfalto.

Los ciudadanos necesitamos saber que se hace y opinar qué tipo de Policía queremos.

Es responsabilidad de ellos y por eso el gobernador decidió sacarlos. Ahora que la escuela va a estar en la órbita de educación, sí va a estar controlada. Si algo así hubiera pasado como un caso de abuso, tenemos un protocolo de intervención y como directora voy hacer la denuncia como corresponde. Es diferente como nos vamos a mover, siempre va haber un policía porque estamos formando policías y nos va asesorar. Los ciudadanos necesitamos saber que se hace y opinar qué tipo de Policía queremos.

– Está bien, la Escuela de Policía dependía del Ministerio de Gobierno, el vecino quizás no conocía lo que pasaba ahí adentro, pero ¿Cree que las autoridades sí conocían la situación o fallaron los órganos de control?

No sé la verdad. Hasta hace pocos días no teníamos ministro de Gobierno porque el que estaba había asumido como diputado provincial y había un ministro interino y ahora se nombró un nuevo ministro que no tenía ni idea de lo que pasaba ahí. Todos los cambios vinieron juntos. Ahora queda analizar lo que pasó, darle lugar a la Justicia y todos aquellos que tuvieron responsabilidad tienen que ir presos pero también hay que cambiar la escuela. Y por eso celebramos que haya pasado al ámbito educativo.

– Ahora la carrera de aspirante va a pasar a durar dos años, antes duraba uno y están analizando que la de cadetes dure cuatro ¿Cuáles van a ser los nuevos ejes de estudio en la currícula de los estudiantes para policía?

La Escuela de Policía tiene una currícula que viene del Ministerio de Seguridad que está actualizada, es decir, no se trató de problemas curriculares sino de cómo se dictaron las cosas, además que los abusos que se cometieron no tiene nada que ver con la currícula. Ahora, nosotros estamos haciendo una fuerte intervención en la parte de educación física que estaban a cargo de instructores policiales por lo cual queremos que esté a cargo de profesores educación física y que haya una participación docente. Los instructores de la policía tendrán que ir a otro lado donde puedan cumplir una tarea y sean más pertinentes.

– ¿Qué preponderancia va tener el tema de los derechos humanos en la currícula?

Por supuesto, lo habíamos hecho antes pero bueno, insisto en que puede estar pero podrían priorizar otras cosas, habrán hecho otro abordaje. ¿Y qué abordaje le pueden dar si los propios instructores vulneran sus propios derechos? Ahora se va a poner en la currícula de los agentes el tema de violencia de género y cuáles son los protocolos para trabajar en la comisaría cuando llega una víctima de violencia de género. Encontramos resistencia en algunos sectores que dicen que “ahora van a ser blanditos” pero no, ahora van a ser profesionales formados en derechos humanos, en el respeto hacia el otro. Van a tener una formación profesional, es un trabajo que lo vamos a hacer con fuerza y convicción. Todos los problemas que vayan apareciendo, los vamos a ir sorteando con fortaleza y teniendo criterio.

Encontramos resistencia en algunos sectores que dicen que “ahora van a ser blanditos” pero no, ahora van a ser profesionales formados en derechos humanos, en el respeto hacia el otro.

– En la provincia ¿Hay casos o denuncias de violencia institucional?

En todos lados ocurre, si uno ve los noticieros, siempre hay denuncias de abuso. Es un tema complicado como en todas partes. Ahora, nosotros asumimos el compromiso de que ese tipo de Policía no se va formar más y vamos a atender a los policías ya formados para que pasen por una capacitación para que se formen. Va ser complicado que desanden lo que aprendieron, no va ser tan fácil y es lo que más me preocupa.

– Desde el gobierno nacional ha habido un discurso de un apoyo total hacia las fuerzas seguridad y un rotundo apoyo por el Caso Chocobar ¿Cree que es peligroso ese discurso de avalar el accionar de la Policía a pesar de que avasallen los derechos de otros?

Bueno, nosotros hablamos de cambiar la formación para evitar todo lo otro que ya conocemos que son las denuncias de abuso de autoridad. Mirá, soy una persona que tiene mucho camino andado y me da la impresión que vivo cosas que viví cuando era joven durante la dictadura. Entiendo que aumentaron los delitos, pero hay otros casos de abuso como el Caso Chocobar que involucra todo lo que está mal porque más allá de lo que haya pasado, no habilita a que se fusile a la gente en la calle. Para eso está Justicia que tendrá que juzgar

Ahora pasan cosas que pensé no la iba a vivir más.

– ¿Considera que el gobierno nacional tiene rasgos a la Dictadura?

Y sí, se parece a la dictadura. Mismo, antes de la última dictadura, me acuerdo que cuando era más chica, en el último año del gobierno peronista, caminando por la calle con mi mamá nos teníamos que resguardar de los tiros. Los que vino después ni que hablar que fue peor, pero ahora pasan cosas que pensé no la iba a vivir más.

Fuente: El Destape