Tras la muerte del cadete, su familia y los detenidos acusan al jefe de policía

Publicado por

El joven cadete de sólo 19 años, Emanuel Garay, tenía el deseo de ser policía igual que su papá. Él se preparó arduamente para poder rendir al máximo en todos los entrenamientos en la escuela de policía pero no lo dejaron y su sueño no se cumplirá nunca.

Aunque el gobierno removió la cúpula policial, echó al ministro de seguridad y dispuso que la nueva formación esté a cargo del ministerio de Educación, los que se consideran los principales responsables del entrenamiento fatal aún se encuentran libres y perciben sus sueldos como autoridades policiales.

El abogado encargado de defender a la familia Garay, Nicolás Azcurra, y Raúl Vidable, que representa a siete de los ochos policías detenidos, coinciden en un punto aunque se encuentran en “veredas opuestas”. “El jefe de policía es autor directo del asesinato de Emanuel Garay”.

La acusación incluye al exministro de gobierno Claudio Saúl y al exsecretario de seguridad Luis Angulo. Azcurra afirma que: “Es un sistema impuesto por política de estado”. quien pedirá en los próximos días una ampliación de la imputación por la muerte del cadete.

Los actuales detenidos son solamente 4 comisarios y 4 oficiales. El abogado Raúl Vidable afirma que: “Se está queriendo cortar el hilo por lo más fino. El exjefe de policía fue quien decidió donde y como se haría la instrucción, quien dijo que eso se cumpliera, quién haría la atención médica y que ante una contingencia debían dirigirse al centro médico policial. Pero este no tenía ni ambulancia ni oxígeno”.

Con la muerte del cadete Emanuel Garay, los abusos en la escuela de policías tuvo un desenlace muy trágico, ya que él no pudo recuperarse de un cuadro severo de deshidratación y murió en el hospital Vera Barros de La Rioja unos días después.