La Rioja, entre las provincias con mayor aumento de la coparticipación

Publicado por

En los primeros meses del año los recursos coparticipables de las provincias crecieron por encima del 30% en comparación con 2017. En el primer bimestre de 2018 La Rioja se ubicó sexta entre las provincias con mayores recursos nacionales por coparticipación con ingresos que representaron un aumento del 38,3%.

De acuerdo con los datos que surgen de un Informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) el mayor impacto por recursos coparticipables se dio en CABA 57,1%, Buenos Aires 50,1%, Entre Ríos 38,7%, Catamarca 38,6% y en quinto lugar se ubican Río Negro y La Rioja con 38,3%, según el diario El Ancasti.

Luego del consenso fiscal, la coparticipación bruta si bien perdió el influjo del 30% del impuesto al cheque que antes se coparticipaba, ganó recursos por la eliminación de las detracciones específicas del impuesto a las ganancias, que sumaban un 36%.

Como resultado, según los montos que se proyectan recaudar de impuestos nacionales, la restitución de los 3 puntos correspondientes a 2018 implica el traspaso de $45 mil millones, lo cual agrega un crecimiento extra de los envíos automáticos al consolidado de provincias de 6 puntos porcentuales.

Sin embargo, mientras la recaudación de impuestos coparticipables creció en el andarivel del 30% en el bimestre, los envíos a provincias lo hicieron por encima del 40%.

El crecimiento se explica también por la gradual restitución, a las provincias, de la precoparticipación del 15% de la masa coparticipable bruta que se destina a ANSES. Desde diciembre de 2015 la reposición es completa para tres jurisdicciones: Córdoba, Santa Fe y San Luis.

Para el resto de las provincias, entre las que figura Catamarca, el cronograma inició en 2016, año en que el porcentaje se fijó en 12% con una reducción anual del 3 puntos porcentuales que culminará con la desaparición de la precoparticipación en 2020.

El consenso fiscal implica además otro elemento que modificará los fondos a transferir automáticamente a las provincias por vía de la coparticipación en 2018, que se relaciona con el reparto específico del impuesto a las ganancias y del impuesto al cheque allí contenidos.

Concretamente, estas modificaciones en conjunto representaron para todo 2018 un aumento de ingresos para la provincia de Buenos Aires por $19 mil millones, un potencial incremento para CABA de $6 mil millones, y una pérdida potencial de recursos para el grupo del resto de las 22 provincias de $15 mil millones. Aunque existe la figura de la “compensación” para las 22 provincias.

Las menos beneficiadas

Provincias que aún no han recibido envíos en concepto de compensación, como San Juan, Chubut, Jujuy y Santiago del Estero, muestran un menor crecimiento en su coparticipación que el resto.

En el caso de Santa Fe (que adhirió al consenso entrado febrero) tampoco recibió compensación, mientras que San Luis no firmó el consenso. Sumado al punto anterior, esto explica su posición en el ranking de variación de la coparticipación en el primer bimestre.

La provincia de La Pampa tampoco recibió fondos por compensación. Sin embargo, esta jurisdicción resultaba, junto con San Luis, los dos únicos casos que se beneficiaban con el consenso fiscal. Es decir, obtenían más recursos a causa de los cambios introducidos en el consenso.