Una promesa de campaña con un costo de $72 millones para el Estado

Publicado por

 

Ricardo Guerra la miró seriamente a Teresita Madera. Fue el día de la presentación de la aplicación sobre el recorrido de la empresa de transporte urbano San Francisco. El ministro de Hacienda se quejó por el costo para el Estado de la iniciativa del boleto estudiantil gratuito.

Habían pasados horas intensas en el despacho de Guerra, ya que el gobierno esperaba al cartero por el envío de una nota del Ministerio de Economía de la Nación sobre los fondos cuando en realidad ya había llegado por correo electrónico. Como sucede en cualquier empresa y en estas épocas, las cartas ya son del pasado.

Allí le informaban al Gobierno de La Rioja que debía presentar documentación oficial para la acreditación del 50% de los recursos nacionales que recibe. Ese dinero se destina para el pago de salarios.

En la campaña electoral, los hoy diputados Teresita Madera, Ricardo Quintela y Elio Díaz Moreno se habían comprometido para impulsar un boleto estudiantil gratuito, aunque ninguno de ellos tuvo en cuenta un gran detalle: el costo.

En el Palacio de Hacienda estiman que el gobierno debería destinar unos $72 millones anuales en épocas de vacas flacas ($6 millones mensuales). Por eso, la advertencia de Guerra en el Salón Blanco de Casa de Gobierno.

Pese a ello, Quintela avanzó y oficializó el pedido, a través de su cuenta en Twitter: “Hoy presentamos por Mesa de Entrada de la Legislatura el proyecto del Boleto Estudiantil Gratuito tal como lo anunció el Gobernador @SergioGCasas en el inicio de Sesiones y como nos comprometemos en campaña con @TeresitaMadera y @LeloDiazMoreno”.

Hasta el propio gobernador aceptó que el costo iba a tener un alto impacto en las arcas provinciales. Hoy el gobierno respira con la llegada de la tarjeta SUBE que reduciría el costo del boleto para los usuarios y que podría también abarcar a todos los estudiantes.

Hay que destacar que el proyecto de Madera, Casas y Díaz Moreno solo comprende a los alumnos de la Capital.