Plan Belgrano: un relanzamiento en medio de dudas y reclamos por sus pobres resultados

Publicado por

Obras de infraestructura, programas y acciones sociales, de seguridad, educación, salud, de apoyo a producciones regionales. Prácticamente todo lo que el Gobierno nacional planifique y decida destinar al Norte del país bien puede formar parte del amplio listado del Plan Belgrano, una herramienta que la gestión de Cambiemos ideó a modo de reparación histórica para esta parte del país, bajo el formato de promesas que no son del todo nuevas para esta región.

Según diario Norte de Chaco, por estos días, la expectativa aquí está centrada en torno al Encuentro de Gobernadores del NEA, formato con el cual las autoridades del Plan y del gobierno nacional buscarán relanzar la herramienta en esta parte del país, como ya lo hicieron a fines de febrero en Salta, para el NOA, y con desembarco masivo de ministros del gabinete. La fecha, que ya fue modificada dos veces (primero fue anunciado el 22 de marzo, luego el 20), sería ahora en los primeros días de abril (el 6, más precisamente), con la presencia del presidente Mauricio Macri.

¿Qué buscan? Sustanciar, a partir de obras y acciones concretadas en dos años, el modelo elegido para impulsar el desarrollo de las provincias del Norte para las cuales fue pensada la herramienta (Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Santiago del Estero). Y ratificar el incremento presupuestario, que para este 2018 será del 22% con respecto al año anterior, aunque para infraestructura el incremento nominal será inferior a la inflación proyectada e incluso inferior a las partidas previstas para asistencia social (por caso, se cuentan dentro del Plan la Asignación Universal por Hijo y otros beneficios que otorga Anses).

“Restos” de la anterior gestión

Al margen de las nuevas obras, cuyo presupuesto es plurianual, hay otras que fueron colocadas dentro del Plan Belgrano y que ya tenían cierto desarrollo cuando asumió el gobierno de Cambiemos. Principalmente aquellas financiadas por organismos de crédito internacional y las que formaban parte de algunos programas, como el Norte Grande.En el Chaco, anotamos en este ítem al Gasoducto del NEA (hoy en etapa final de tendido de redes troncales y de ramales de aproximación; que deberá complementarse con las redes domiciliarias para estar operativo); al Segundo Acueducto del Interior (con pobres avances en 2017 y bajo ritmo de obra en estos primeros meses); a la autovía de la ruta nacional 16 entre Resistencia y Makallé (casi terminada); a la planta de tratamiento de efluentes cloacales del Gran Resistencia (con financiamiento del Banco Mundial) y a la renovación ferroviaria en varios ramales.

Sobre la reactivación del ferrocarril Belgrano Cargas es necesario recordar el cambio de enfoque que le dio la actual gestión a esa opción logística: priorizó tramos del ramal C6, desde Las Breñas hacia el sur del Chaco, para conectar con el norte de Santa Fe (donde el avance de obras es notable), y desde allí hacia los puertos del Gran Rosario, un itinerario donde las grandes cerealeras predominan; desechando la combinación que ofrecía el puerto de Barranqueras a través del ramal C3 para la salida de la producción agrícola del norte del país.

Un buen ejemplo de lo que ocurre con el plan de renovación ferroviaria son los 78 kilómetros del ramal C12 en su paso por el Chaco, con tramos que habían sido previstos por la anterior gestión entre Pampa del Infierno- Concepción del Bermejo y Frentones, que forman parte de las obras en marcha y que se terminarán en poco tiempo.

A esos avances innegables en las obras del Belgrano Cargas, con un presupuesto creciente, se contrapone la reactivación del ferrocarril Urquiza, que une Zárate con Garupá (Misiones) y requeriría unos 350 millones de dólares, una inversión que por ahora quedó en lista de espera. Como tareas alternativas, sobre todo para el sector forestal (uno de los motores de la economía misionera), se plantea la habilitación de la circulación de bitrenes en la ruta nacional 14.

Retomando el análisis de las obras del GNEA, más allá de los avances en esta parte del país (se espera este año que termine el tramo en Salta que fue relicitado), los misioneros reclaman que el ducto no llegará a esa provincia ni tampoco a Corrientes, ya que el paso previsto originalmente por el Paraná cuesta unos 20 millones de dólares, según los cálculos que hicieron las propias autoridades del Plan Belgrano.

Los empresarios tendrán su espacio con gobernadores

En Resistencia, sede del Encuentro de Gobernadores del NEA, habrá planteos de empresarios. Concretamente, las gestiones se iniciaron desde la CAME, de la cual forman parte la Fechaco y las otras tres entidades empresariales de Corrientes, Formosa y Misiones. Buscarán estar cara a cara con los mandatarios y con los ministros nacionales que aterricen en la capital chaqueña.

Los ejes que pretende el sector empresarial impulsar ante los cuatro gobernadores, para pedirles que aúnen esfuerzos, son tres: energía (no sólo eléctrica, obras y tarifas, sino también el gas y las energías renovables como la biomasa); rutas y el segundo puente Chaco-Corrientes; y la diferenciación tributaria para el NEA. “No nos interesa reunirnos con el presidente, sí con sus ministros que son los que están en la tarea del día a día”, comentó en off un importante empresario chaqueño. Si bien los resultados no son aún óptimos, los empresarios reconocen en el Plan Belgrano un buen “articulador” y un lugar donde pueden recurrir ante una iniciativa que requiera coordinación con algún ministerio u organismo nacional. Saben los hombres de negocios de acá que en Salta, el encuentro de fines de febrero dejó buena impresión en sus pares por la posibilidad de tener en un solo lugar y durante todo un día a casi todo el gabinete nacional, para trasladar a ellos en forma directa cada problema, inquietud, sugerencia y pedido.

Los ecos del NOA

Lo que llegará acá a Resistencia es algo similar a lo que a fines de febrero tuvo a Salta como ciudad anfitriona. Bajo el título de Encuentro Regional del Plan Belgrano, el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, once ministros, seis secretarios y el presidente del Banco Nación participaron de una jornada de trabajo en la que hubo paneles y disertaciones.

Junto a Carlos Vignolo, titular del Plan Belgrano, el gabinete en pleno ratificó que es una estrategia medular del gobierno. Allí estuvieron presentes los seis gobernadores del NOA: Juan Manuel Urtubey (Salta), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Juan Manzur (Tucumán), Gerardo Morales (Jujuy), Lucía Corpacci (Catamarca) y Sergio Casas (La Rioja).

Periodistas de La Gaceta de Salta que cubrieron el evento resaltaron que no hubo anuncios estelares (una característica distintiva de la gestión Cambiemos), ni tampoco interacción del público con los panelistas; pero sí cantidades ingentes de datos suministrados a razón de un panel cada 30 minutos. Y consignas motivacionales. Una delegación similar a la que viajó a Salta, más el presidente Macri, se espera para la jornada en Resistencia, que genera expectativas centradas en los efectos reales que tendrá ese “relanzamiento”, y una impronta especial que dio a este tema el sector empresarial regional.