Cambiemos: #LoMejorEstáPorVenir aunque ya pasaron dos años

Publicado por

 

 

Hay un protocolo en el mundo político del Presidente. Hacer como si no pasara nada y cada paso mal dado dejar en claro que se puede mejorar, pero que el culpable es el otro. Así se mueve el oficialismo nacional. Ese que no discute sobre el proceso de inflación y contrarresta con que el mal son aquellos que gobiernan hace 30 años la provincia.

Los productores de Chilecito en su amplia mayoría simpatizan con Mauricio Macri y antes por el radicalismo que encarna Julio Martínez. Siempre Chilecito fue un bastión complicado para el peronismo hasta que apareció Silvia Gaitán. Hoy esos productores la están pasando mal y piden un subsidio de $15 millones al Gobierno justicialista para compensar los incrementos de la energía eléctrica que dispuso la Nación.

Cambiemos es el partido que potencia los despidos de las empresas estatatales, conocidas como SAPEM, y se esconde por varios días frente a la ola de gente que se quedó sin trabajo en el parque industrial.

Ataca al oficialismo local por los parientes en el Estado y se hace el distraído con las designaciones en el Congreso, como en los organismos nacionales.

DYGVfeUX4AEtn2R

Ahora camina la provincia bajo el argumento: #LoMejorEstáPorVenir aunque Macri asumió el 10 de diciembre del 2015.

Tanto Julio Martínez como Inés Brizuela y Doria con dos décadas en sus espaldas dentro del armado radical no saben ser oficialistas. En este caso, de la Casa Rosada. Siempre estuvieron muy cómodos desde la crítica hacia el peronismo que está en la conducción provincial desde 1983. Hoy son quienes deben defender el deterioro social en la Argentina por incrementos de precios que desde el 2015 han llegado al 100%.

Existe algo que los muestran de cuerpo entero. Martínez y Brizuela y Doria solicitan públicamente aumento salarial por el incremento de la coparticipación. No hace mucho tiempo, su jefe político (Macri) solicitó a los gobernadores no incrementar los haberes a los estatales para desalentar la carrera pública, con el fin de privilegiar al sector privado.

Ese es un contrasentido como la llegada de mayores recursos coparticipables, pese que son de las provincias, debido que hoy no hay aumento que pueda cambiar el humor social no solo de La Rioja sino del país, y cada día más en aquellas provincias adonde el macrismo hizo “pata ancha”.