El quintelismo con la obligación política de actualizarse

Publicado por

Fue una época del país y de la provincia, adonde el Estado era todo. Hoy las cosas han cambiado para bien o mal, ya que esos mismos que disfrutaron del ayer avalaron con su voto el cambio de Mauricio Macri. Ya nada es lo mismo, por lo menos hasta que el Presidente continúe, que por lo visto será hasta el 2023.

Por este motivo, el sector de Ricardo Quintela tiene la obligación política de actualizarse. Es decir, dejar de lado de viejas prácticas que fueron positivas en su momento y avanzar en algo novedoso.

El peronismo todo lo soluciona, a través del Estado. Por eso, un caballito de batalla de la última campaña fue el boleto estudiantil gratuito que alguien lo debe pagar. Esa bandera fue levantada por Quintela, Teresita Madera y Elio Díaz Moreno. Hoy se trata de implementar frente a un modelo nacional que cada día hace desaparecer los subsidios y en este caso, al transporte.

Se trata de ponerlo en práctica en una ciudad que le dio todo su apoyo al macrismo. Esa gente que votó pidió la oxigenación de la política, es decir castigar al viejo peronismo. Ese mismo partido que hoy busca subsidiar el pasaje de los estudiantes.

DYGO2PUX0AAeycP

Quizás esos jóvenes no quieran subsidios sino una salida laboral a la hora de recibirse en la universidad. Por ello, habrán votado en el sentido contrario al peronismo.

No habría que mentirse que desde el 2015 los más golpeados por la política económica nacional son los más humildes, pero fueron ellos que casi todos dieron su voto por este estilo de gobierno. Ese misma gente quizás no quiera más subsidios sino una oportunidad para salir por si solos de la pobreza o indigencia.

El quintelismo podría ser el termómetro dentro del peronismo para saber qué quiere la sociedad, ya que Quintela en toda su vida ha sido un hombre muy cercano a los que menos tienen y eso le ha valido muchas críticas desde el propio justicialismo y ni hablar de la oposición.