El dificultoso camino de la unidad del peronismo

Publicado por

“Yo quiero sumar a todos, a todos”. El presidente nacional del Partido Justicialista, José Luis Gioja, repitió en charla con La Voz el objetivo que lo obsesiona: unir a todos los peronistas para conformar un gran frente electoral que enfrente con posibilidades ciertas a Cambiemos en 2019. El exgobernador de San Juan estuvo el viernes en San Luis, en la cumbre militante “Hay 2019”, con Alberto Rodríguez Saá como anfitrión.

El encuentro de La Pedrera llamó la atención por la amplia y variada concurrencia de dirigentes (desde Hugo Moyano, pasando por Jorge Capitanich y Axel Kicillof hasta el histórico peronista Lorenzo Pepe), pero también encendió alertas. La ausencia de gobernadores peronistas y de representantes de Sergio Massa o Florencio Randazzo. El agua y el aceite peronistas continúan separados y no ceden las dificultades para imaginar una futura unión.

“Veo con dificultad que durante este 2018 se produzca un acercamiento entre el polo peronista-kirchnerista y el de los gobernadores y los legisladores que dirigen el diputado Pablo Kosiner (Salta) y Miguel Pichetto. Hay estrategias diferenciadas de cara a 2019. Hay que ser muy voluntarista para plantear hoy una unidad”, dijo a este diario el consultor Gustavo Marangoni, de la consultora M&R Asociados.

Esa dificultad para unir espacios que comparten el mundo peronista quedó muy clara hace unos días. En un hotel porteño, se reunieron Sergio Massa y Florencio Randazzo, quienes se enfrentaron en las elecciones de 2015. Fue poco lo que trascendió del cónclave, aunque desde el massismo filtraron una frase del exjefe de gabinete de Cristina Fernández: “Coincidimos en algo básico de cara al futuro. No vamos a estar ni con condenados ni con procesados”.

Massa y Randazzo, por ahora, tienden puentes con Pichetto y los gobernadores. Corren por una paralela a quienes se juntaron en La Pedrera.

Gioja sigue creyendo que en algún momento esas paralelas podrían tocarse. Comentaba un colaborador suyo a este diario: “Gioja entiende que en esta etapa los gobernadores del PJ no se quieran jugar; pero no descarta que en un futuro Sergio Uñac, Juan Manzur o hasta la misma Lucía Corpacci, todos ganadores en sus distritos en las legislativas del año pasado, se sumen a un proceso de unidad”.

Cerca de Gioja también le reservan un lugar al exgobernador José Manuel de la Sota. “Creemos que es una figura con experiencia, que puede unir al peronismo; jugar el papel de un nuevo ‘Cafiero’”. El cordobés, mientras tanto, sigue expectante, aunque cada tanto reparte algún palo al macrismo sin salir a torear, como en otro tiempo, al kirchnerismo.

“Las elecciones funcionan necesariamente como ordenadores. Y a medida que te acercás, te van ordenando las filas. Hoy los gobernadores, por la naturaleza propia de la gestión, deben dialogar con la Casa Rosada, aun cuando sean opositores”, explicó Marangoni.

El rol de los gobernadores

Para el sociólogo Hilario Moreno, de la Consultora Dicen, los gobernadores “por necesidad propia deberán converger en un proceso de unidad. Urtubey, el chaqueño Peppo o el entrerriano Bordet, por no unirse en sus distritos con el kirchnerismo, perdieron en sus provincias en 2017. Creo que no son tontos y no volverán a repetir el error”, apuntó el consultor.

Moreno cree que “el anti-macrismo terminó de nacer este verano y la canción contra Macri que se escuchó en las canchas y en otros espacios, es su ‘marchita’. ¿Tiene expresión política este espacio? Aún no. Pero en el encuentro de La Pedrera empezó a delinearse esa representación política”, sostuvo en charla con este diario.

“Como decía Evita, cuando la patria está en peligro ser peronista es una obligación. Seamos peronistas, compañeros. Las puertas están abiertas para todos porque el límite para nosotros es Macri”, dijo Gioja en La Pedrera.

La cumbre “Hay 2019” cumplió con las expectativas del puntano Alberto Rodríguez Saá. “Tengo la sensación de que vamos a lograr la unidad y con la unidad logramos el objetivo que es retomar el gobierno”, arengó Hugo Moyano, en su discurso. El jefe camionero se sacó fotos con el camporista Andrés Larroque y con el jefe de los diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi.

“El peronismo empieza a encontrar un cauce común”, evaluó Aníbal Fernández, quien asistió pese a estar ofendido con Cristina Fernández y La Cámpora. Este optimismo, de todos modos, suena algo voluntarista. De hecho, Adolfo Rodríguez Saá salió al cruce de la cumbre organizada por su hermano gobernador. “La reunión de la militancia nos divide”, sostuvo “el Adolfo”, en un video.

Dijeron presente: San Luis

También estuvieron en La Pedrera el jefe del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez; Aníbal Fernández y Julián Domínguez; los cordobeses Pablo Carro, Horacio Viqueira y Juan Manuel Pereyra; el diputado nacional mendocino Guillermo Carmona, Amado Boudou, Jorge Taiana, Alberto Fernández, Sergio Urribarri, Hugo Yasky y Martín Sabbatella.