El vice y el PJ, una novela con mal final

Publicado por

Bosetti piensa totalmente distinto que el gobierno peronista. Casas no quiere romper con nadie, pero es una larga agonía que puede terminar mal


 

Néstor Bosetti dice dos cosas concretas: que no renunciará y que dará a conocer quién recibió dinero en la causa por las ONG´s. El vicegobernador fue desplazado de la conducción de la Legislatura por decisión del bloque hipermayoritario del peronismo, que conduce Marcelo del Moral.

El matrimonio entre el gobernador Sergio Casas y Bosetti no nació bien. Aunque se respetan, el titular del Palacio Legislativo siempre pensó que él ganó las internas que consagró a la fórmula del peronismo.

Aunque ven en todo a Luis Beder Herrera, ambos no piensan lo mismo a la hora de pronunciarse. Casas no busca pelearse del ex gobernador y la muestra fue de llevarlo a Del Moral a un convite con chinos en Buenos Aires.

Y en el tire y afloje se evidencia que la novela sobre Bosetti no tendrá buen final.

Casas rechazó la intervención del Partido Justicialista y su supuesta mano derecha, la avaló, según la agencia oficial Télam.

En la oportunidad, el gobernador dijo que “la intervención del PJ y la detención de Fellner son actos antidemocráticos”.

Plataforma Multiservicios

Bosetti justificó la intervención del PJ al reunirse con Luis Barrionuevo.

Plataforma Multiservicios(1)

Allí queriendo o no, el vicegobernador lo dejó mal parado a su (ex) socio electoral. Se trata de un matrimonio divorciado en los hechos, pero no en los papeles debido que Casas con Adriana Olima, vicepresidenta primera de la Legislatura, se lleva bien, por lo menos en los actos institucionales.