La Nación quiere “coparticipar” el costo político de los tarifazos

Publicado por

La Casa Rosda presiona para que las provincias rebajen impuestos o subsidien parte de la tarifa social para bajar el impacto en los aumentos.


El gobierno nacional no quiere quedar como el único responsable de los tarifazos y busca “coparticipar” con los gobernadores el costo fiscal y político de esa medida antipopular.

Por ese motivo se decidió adelantar para este lunes la reunión del Consejo Federal de Energía (CFE), que originalmente estaba prevista para mayo. La presión por la discusión de las tarifas la aceleró.

Este lunes se reunirán en el Salón Negro del noveno piso del Palacio de Hacienda los ministros y secretarios de Energía de las provincias para escuchar formalmente la propuesta de “compartir” el costo de la tarifa social y ver la campaña de consumo responsable que lanzará la cartera que comanda Juan José Aranguren.

Durante el encuentro, el Gobierno nacional intentará presionar a las provincias para que acepten el plan por el cual se retrotrae la tarifa social que hoy tienen casi 2 millones de usuarios a noviembre de 2017, siempre que los distritos absorban 50% del costo.

Con esta medida, el Ejecutivo busca no afectar el recorte y que los gobernadores “hagan un esfuerzo” para amortiguar la suba de las tarifas. Según publica Clarín, esa idea fue sugerida por la UCR de Alfredo Cornejo, la Coalición Cívica (CC) de Elisa Carrió y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

“Cualquier opción tiene que tener cero costo fiscal”, resaltan desde la Casa Rosada. “Vamos a esperar qué proponen pero las provincias no tenemos demasiado que aportar”, responden desde la otra vereda.

La tuerca del engranaje tarifario eléctrico donde pueden ajustar las provincias es impositivo. El gobierno nacional descarta la opción de dar marcha atrás con los aumentos, destaca que el 30% de las boletas es carga tributaria y apunta que las provincias deben aporta para mantener la tarifa social.