La amistad de los Beder Boy´s más allá de las peleas políticas

Publicado por

Fueron una creación del ex gobernador Luis Beder Herrera. Se trata de un grupo de jóvenes que estudiaron en las mejores universidades del país y sus padres tienen o tuvieron alguna relación política y privada con el actual diputado nacional.

Se hicieron conocidos como Beder Boy´s, unos jóvenes que llegaron a ocupar los principales cargos en la administración de Beder Herrera y hoy continúan en los gobiernos de Sergio Casas y Alberto Paredes Urquiza respectivamente.

Aunque existen peleas políticas mediáticas, mantienen una relación de amistad que viene en muchos casos desde la secundaria o primaria.

WhatsApp Image 2018-05-04 at 08.17.00

Felipe Álvarez es el único -por ahora- que públicamente desconoció a su padre político y lo enfrentó con otro hijo político del líder del bederismo, como es el intendente capitalino.

Por las manos de Álvarez pasaron casi todos los secretos del explendor del bederismo. El hijo de un recordado dirigente hubiera sido el candidato a gobernador en el 2019, ya que siempre mostró ambiciones de poder.

Juan Luna Corzo es el hijo del ex vocal del Tribunal Superior de Justicia. Pese que firma sin su segundo apellido, fue otro joven fuerte en el gobierno de Beder Herrera y actualmente es el ministro de Educación de Casas, el gobernador que nació en San Blas, la misma tierra del ex mandatario Ángel Maza.

Tiene el perfil del joven que podría integrar una fórmula del Partido Justicialista, aunque en la reuniones en Casa de Gobierno solicita a los voceros que no escriban sobre él.

También está Marcos Maciel, el joven CEO de las SAPEM, una iniciativa bederista.

Y Federico Bazán es otro que nació del bederismo. Hoy es el gerente del Banco Rioja y tiene más peso que todo el directorio, ya que es un joven inquieto y de perfil bajo. El día que trascendió su nombre para ocupar un cargo en el Ejecutivo, le pidió a su entorno que no hicieran olas.

Bazán fue clave para que el Parque Eólico accediera a un crédito.

La lista podría continuar, ya que Beder Herrera pensó que su mejor legado sería dejar nuevos cuadros políticos.