Los intendentes le dieron la espalda a Frigerio y el paredismo piensa en Capital

Publicado por

En el peor momento del gobierno nacional, éste se acordó de los intendentes de La Rioja. Cuando todos los sondeos hablan del amplio rechazo a la política económica, el ministro del Interior convocó a los jefes comunales para seducirlos con obras, esas mismas que no serán financiadas este año para bajar el gasto público, como dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

La jugada de Rogelio Frigerio se conoció, a través del senador nacional por Cambiemos, Julio Martínez, quien detalló que solo aceptaron la invitación los intendentes Alberto Paredes Urquiza (Capital), Daniel Elías (Chamical) y Alberto Godoy (Famatina).

De esa forma, quedó claro que el peronismo no está dispuesto a trabajar por otro en las próximas elecciones.

JULIO MARTINEZ en Twitter El MinInteriorAR invitó a intendentes de TODA la provincia para trabajar conjuntamente en proyectos con fondos nacionales sin distinciones políticas. Solo

El dato brindado por el senador confirma que Paredes Urquiza no arriesgará su poder territorial sin el apoyo de otros jefes comunales.

Según los últimos sondeos, Elías perdería la intendencia chamicalense y la diputada provincial Adriana Olima sería quien reemplace a Godoy. Hasta Ismael Bordagaray se dio cuenta y ahora aspirar a ser candidato a intendente en Chilecito.

Más allá de las palabras de Julio Sahad, quien dijo que Martínez es el hombre de Cambiemos, el propio Paredes Urquiza empezó a focalizarse en su gestión, ya que los coletazos del presidente Mauricio Macri también lo golpearán.

Públicamente o en silencio, el paredismo cada día le da lugar a sectores del peronismo en alguna dirección o CEPAR, ya que ve que no solo el Gobierno de la provincia irá por su sillón sino hasta el macrismo, en caso que no haya un acuerdo político sustentable.

Paredes Urquiza tiene el mismo problema que todos los intendentes de la Capital. El recuerdo es lo que le sucedió a Ricardo Quintela cuando intentó ir por la Gobernación: sin estructura es casi imposible.

El paredismo no tiene representación -con número- en la Legislatura y su gestión depende de lo que pueda pasarle a Macri, ya que al igual que Cambiemos, el peronismo todavía no avanzó en ese sentido.