Panorama: El Plan B por las traiciones

Publicado por

El martinismo y el casismo residual tienen algo en común: la fórmula falló a último momento. Todo lo diagramado en un escritorio se esfumó, salvo que algo pueda cambiar de aquí en adelante.

Julio Martínez ya se sentía gobernador en el 2019. Había hecho todos los números y le cerraban. El senador nacional estaba convencido que tendría el trabajo militante de Alberto Paredes Urquiza para el armado y votos. Pero hubo una explosión interna.

Cuando el intendente capitalino comenzó a presionar con el propósito de conocer si sería él el candidato de Cambiemos se encontró con las declaraciones del macrista puro Julio Sahad, al afirmar que Martínez sería el hombre de Macri en La Rioja.

Fue un golpe en el hígado para el paredismo, que desde el momento comenzó a insistir su pertenencia peronista y reunirse con referentes alejados del ex gobernador Luis Beder Herrera.

Este sábado, Martínez tuvo que poner en marcha el Plan B de Cambiemos, ya sin trabajo comprometido de Paredes Urquiza (focalizado en la Capital). Recorrió el departamento Castro Barros con su par en el Congreso Inés Brizuela y Doria, con quien podría compartir fórmula en el 2019, como sucedió a senadores nacionales.

DcdiosrW0AMQn0q

En el casismo es una situación especial también que se vive. En la ala Norte de la Casa de Gobierno se había acordado que se rompiera políticamente y públicamente con Beder Herrera. El escenario justo sería el Congreso del PJ, con el fin de limarle el poder a su presidente y tomar el control partidario.

Ya habían pasado cenas y largas charlas con el diagrama de la estrategia, aunque algo falló al final. Nunca el casismo -hoy residual- tuvo en su mente que el propio gobernador Sergio Casas, cuyo función finaliza el 10 de diciembre de 2019, iría al Congreso y allí daría políticamente y públicamente el apoyo a Beder Herrera, que tiene el control de la Legislatura.

Fue una dura cachetada a todos los ideológos de romper, aunque todos antes eran bederistas. Por este motivo, este sábado tuvieron que implementar el Plan B en la locreada en Chilecito, que tendría que haber sido de festejo por el nacimiento del casismo. Todo quedó como anécdota, pero que deberán seguir lo mismo, ya que bajarse fortalecerán al propio Beder Herrera, que este lunes comenzará a recorrer el interior provincial.

29683452_10215778406873116_82702719707577919_n

Este sábado el ex gobernador estuvo en el campo de su hijo en la ruta 5 rodeado por sus leales. Se mantuvo informado por la situación partidaria y se reunió con referentes locales.

Hizo comentarios al paso sobre las traiciones, pero nunca se mostró enojado. Leyó en voz alta los mensajes de disculpas que habían enviado dirigentes por las ausencias en el Congreso y se comprometían a asistir a la próxima convocatoria.

Considera que la interna en el PJ son movimientos propios de posicionamiento y se mostró muy preocupado por el futuro del país que impacta directamente en La Rioja.

Marcelo Del Moral -como Nicolás Martínez- lanzaron al ex gobernador para el 2019. En el campo dice que no será candidato.