Romina, la niña que adoptaron los riojanos con mucha preocupación

Publicado por

La solidaridad de La Rioja traspasó a los corazones más duros. Una comunidad transmitió por las redes sociales y los medios de comunicación su preocupación. No hubo riojano que no habló de ella, aunque no la conociera.

En una provincia llena de casos contra la mujer, algunos impunes y otros no, cada familia la adoptó y la tomó como hija, que lo podría ser.

Una niña llena de ilusiones en una etapa de la vida que busca un horizonte. Ella del interior en una capital de provincia que pone en la mesa lo bueno y lo malo.

Su desaparición quedó a la luz, a través de las redes sociales, y luego de una denuncia policial. Caló hondo en todos en una sociedad convulsionada por lo que pasa, pero que nunca deja la característica de ser de una Argentina del interior, que no deja de lado la vida.

Dc_80f2W0AAhrui

Romina Banega podría ser la hija, nieta, sobrina o conocida de cualquiera que aspira por una Rioja mejor.

Este comentario no está relacionado a los resultados de la investigación sino al impacto que causó en una Rioja que lucha diariamente. Cómo se dio su desaparición y cómo apareció serán las autoridades policiales y judiciales quienes lo determinen.

Esa una mirada que va más allá cuando sus compañeros gritan por las calles para que aparezca y no se duerma nadie, cuando la esperan en la puerta del profesorado con una vigilia, cuando los padres reciben mensajes de apoyos de gente que no sabían que existían: de esa Rioja que cuando uno la deja, extraña su solidaridad.