Los comerciantes, de macristas a los más defraudados

Publicado por

Irma Dueñas cuida cada palabra para decir que es una de las peores crisis silenciosas que deben afrontar. Como titular del Centro Comercial e Industrial, trata de medir sus dichos. Sin embargo, los comerciantes hoy no tienen lista de precios por el aumento del dólar y están ahogados por los altos costos.

La clase de “comerciantes” se los podría encuadrar en la clase media riojana, de acuerdo a los últimos sondeos. Los referentes privados ubicados entre las imaginarias cuatro avenidas fueron los más fervientes militantes del presidente Mauricio Macri en La Rioja.

En el 2015 se ilusionaron con Cambiemos frente a las mismas caras del peronismo, que gobiernan la provincia desde hace 30 años, aunque mucho comerciantes crecieron con lo que criticaban.

En la capital riojana el macrismo dio el batacazo electoral al superar a Daniel Scioli, el candidato presidencial del peronismo, y en las últimas elecciones legislativas fue clave también el apoyo de la clase “comerciantes” a la oposición riojana.

Hoy se escucha mucho la palabra “defraudado”. Lo dicen esos mismos que votaron por la nueva política, ya que hoy no la están pasando bien.

El Centro Comercial afronta una crisis silenciosa, que no es similar a las anteriores porque no tiene grandes títulos en la prensa. Hay despidos de empleados por goteo, el cierre de comercios por los altos alquileres, deudas con proveedores, pasivo creciente en los bancos y la desilusión de aquellos que habían creído en el discurso “marketinero” del gobierno nacional.

En una provincia con sueldos bajos de los empleados estatales, que son la principal industria, y sumado a los altos costos para mantener un negocio en la zona céntrica, es una ecuación que no cierra, salvo que sea dueño del local, que en su mayoría no pasa.

Los bares son los termómetros para medir lo que sucede: casi nadie se junta para transmitir el hartazgo que se planteaba hasta el 2015.

Hoy la realidad indica que hay mucha inflación con un dólar alto, y además bajas ventas porque los salarios no alcanza, y los costos superan los ingresos, siendo un combo que se ve en las calles: los comerciantes son uno de los principales castigados por el modelo de Cambiemos, aunque muchos de ellos lo votaron.