Encuesta: El doble juego le pasa factura al Gobernador

Publicado por

El Gobierno está bien dividido: entre quienes se autodenominan casistas y los bederistas de “casi” siempre. Los casistas fueron bederistas y hoy son los escuderos del Gobernador, que dejará su mandato el 10 de diciembre de 2019.

Sergio Casas camina por una cornisa desde hace un tiempo, ya que en el principio de su gestión no tomó una decisión sobre la ingerencia de Luis Beder Herrera.

Los diputados han sido muy críticos, ya que nunca tuvieron una reunión de bloque con el mandatario provincial y se resguardan en la figura del ex gobernador. Marcelo Del Moral y Adriana Olima son las caras visibles de los legisladores que en las cuestiones políticas hablan con Beder Herrera.

Los intendentes les ha sucedido lo mismo, aunque no tienen un diálogo fluído con el presidente del Partido Justicialista y por eso, se quejan cada vez que pueden.

En el gobierno, Beder Herrera es Ministerio de Hacienda, Ministerio de Gobierno y Banco Rioja, como las empresas estatales conocidas SAPEM que se fueron transformando como unipersonales.

La mesa chica del gobierno entendió que ahora -se va en un par de meses- Casas debía romper con el ex gobernador, que hace política desde su casa. A sabienda del sauceño y otras no, el casismo puro impulsó el fracaso del Congreso del PJ y una movida contra Guerra y otros funcionarios bederistas, entre cosas que se conocen y otras no.

Pero cuando la sangre iba a llegar al río, el gobernador hacía un paso hacia atrás: el ejemplo claro que el Congreso, que pese se buscó su fracaso, allí estuvo.

Con la intendenta de Chilecito, Silvia Gaitán, pasa algo similar, pero aquí es por la influencia de otros jefes comunales como Florencia López, una mimada del gobierno. Gaitán es la intendenta con el 82% de imagen positiva en su departamento, los demás no pueden mostrar ese porcentaje.

En Vinchina, un funcionario vivió en carne propia la queja porque se había sacado una foto con la chileciteña. Luego lo contó en la Casa de Gobierno, ya que él también se cansó del doble juego.

Encuesta

El problema de Casas es que no quiere llevarse mal con nadie y frente a ello, no toma decisiones, más allá que en cada paso de la vida se toman decisiones.

Ya los números de las encuestas son elocuentes y pone en serio riego la continuidad del peronismo en el gobierno.

La última encuesta de Hugo Haime & Asociados establece que un 56% de los encuestados desaprueba la gestión de Casas. Aquí no se habla del histórico Beder Herrera y de los 30 años de administración peronista, todo lo contrario, lo que hoy sucede en La Rioja.

El gobierno cree que mirarse en el diario ya está, cuando la sociedad reclama otras cosas. La denuncia de Ricardo Guerra contra Ariel Puy Soria provocó que el riojano tome nota sobre la actitud del ministro de Hacienda.