Cambiemos de espectadores en la puja entre casistas y bederistas en Diputados

Publicado por

Casistas vs bederistas esa es la pelea política en el peronismo actual. Se profundizó en el Gobierno de La Rioja, luego de la renuncia del ministro de Hacienda, Ricardo Guerra.

Sergio Casas la aceptó y tomó el control de la caja, y tras de ello, intervino virtualmente la Secretaría de Tierra, un bastión bederista, cuyas expropiaciones y escrituraciones terminan frente a la Plaza 9 de Julio.

El bloque de diputados Justicialista que encabeza Marcelo Del Moral, representante de Castro Barros, está “atado con alambre”. Casas estuvo el miércoles en su departamento y siempre se mostró cerca de la intendenta, ex esposa del legislador. Hubiera sido el matrimonio político perfecto.

El gobernador durante el fin de semana además no se despegó de Adriana Olima, vicepresidenta primera de la Legislatura. La mujer de Famatina fue respaldada por el mandatario provincial, a raíz de la denuncia por usurpación de cargo realizada por el vicegobernador Néstor Bosetti.

Algunos diputados están celosos de la famatinense, ya que habla con el gobernador y está en la línea de sucesión.

Casas pretende que el bloque sea conducido por Hugo Páez, el hombre de Felipe Varela, al entender que el tiempo político es otro: el casismo empezó a gobernar. Del Moral es el fiel representante del ex gobernador Luis Beder Herrera.

Entre amenazas de falta de quórum, ya que Del Moral solo garantizaría 17 legisladores a su lado, los diputados de Cambiemos esperan que los peronistas se pongan de acuerdo. Son solo mero espectadores por el número de representantes que tienen en la Legislatura.